Conferencia Mi pasión es mi vida de Ana Lavatelli

incluso por perezosa. Pero lo de la ficción, lo encontraba tentador, o sea algo fascinante y ambicioso. Hubiera sido una insensatez no aprovecharlo. Sigo aprovechándolo desde hace mucho tiempo – ¡voy a celebrar mis treinta años con la LIJ justo el año venidero! – casi no me lo puedo creer. Como recuerda el título de mi ponencia , la pasión para la escritura me tomó de la mano y me llevó donde ella quería. He pasado la mitad de mi vida dedicándome a la representación literaria de la vida, ya sea real o imaginaria: han sido años intensos, a veces agotadores (esta palabra tuve que sopesarla, pero es la más sincera), tan animados que me parece haber vivido más de una vida, igual que James Bond en una de sus más famosas películas. Y lo curioso es que, sin programarlo ni pensarlo, siempre me han venido a la mente historias que se podían desarrollar desde el punto de vista del ánimo infantil y juvenil. Las ideas llegaban por su cuenta, sin ningún esfuerzo, y se presentaban a mi imaginación, como perros vagabundos pidiendo hospitalidad en el umbral de mi casa. Decidí dejar mi puerta siempre abierta. Cuando trabajo una nueva historia, busco primero un protagonista que se encuentre en un momento crítico de su vida – porque esto genera situaciones más interesantes – y dejo que se enfrente a los casos que he pensado plantearle. Cabe precisar que un momento crítico puede ser cualquier cosa, no necesariamente algo trágico, pero sí algo que lo empuja a cambiar su punto de vista y su personal escala de valores. Esto puede pasar por ejemplo a través del misterioso poder de las palabras de odio, como ocurre en la historia de Cara de chancho , donde dos chicos se pelean por gusto, o en el vacío de los afectos, como ocurre en Ligera como una pluma , donde una vieja señora piensa comprar la atención del resto para compensar de alguna manera su soledad. Me refiero a estos títulos porque han sido publicados por Norma y ustedes ahora pueden encontrarlos acá. Sin embargo, he ido utilizando esta forma de narración en muchos de mis cuentos. Entre ellos, ¿ Quién incendió la biblioteca ?, editado hace muchos años por Montena, donde los libros se vuelven detectives; La abuela del cielo , recién publicado en España, (El Patito ed.) que narra la muerte y presencia de un ser muy querido y Un cuento para dormir q ue va a salir muy pronto en México (editorial 3 Abejas), donde el regreso de un padre a su hogar se transforma en una increíble y divertida odisea, hasta llegar a un cierre inesperado.

Made with