ABC PROVINCIAS 21-06-2016

4 ABC DE LA PROVINCIA

ABC

abcdesevilla.es/provincia MARTES, 21 DE JUNIO DE 2016

Sierra Sur

Aguadulce · Algámitas · Badolatosa · Casariche ·

sierrasur@abcdesevilla.es

LA RODA DE ANDALUCÍA

ESTEPA

de espera de las ambulancias. El al- calde de La Roda de Andalucía, Fidel Romero, anunció que a partir de aho- ra «se pondrá rostro a un problema que es real» y se llevará ante el con- sejero de Sanidad, Aquilino Alonso, a los afectados por esa tardanza. B.M.

del sector comercial: social media marketing. El próximo jueves se tra- tarán en el centro Guadalinfo diver- sos temas como la ampliación demer- cado a través de Internet o los incen- tivos para lamodernización de Pymes Comerciales a las 15.45 horas. B.M.

La plataforma ciudadana «Médico 24 horas ¡Ya!» ha reivindicado una vez más un nuevo punto de urgencias en la Sierra Sur para reducir el tiempo Reivindicación de nuevo punto de urgencias

La delegación de Desarrollo Econó- mico y el Cade de Estepa han orga- nizado una jornada para ayudar a los negocios locales en la modernización Jornada de modernización en el sector comercial

AGUADULCE

El escocés Alan James McGarva, un vecino más de la Sierra Sur, participa activamente en la cultura comarcal Controlador aéreo de la RAF, músico y guerrero ibero

ha viajado por todo el mundo. «En el antiguo aeropuerto de Hong Kong, uno de los cinco más peligrosos del mun- do, mis compañeros y yo tuvimos que lanzarlos al suelo cuando el ala de un avión atravesaba las ventanas de la to- rre de control». Como controlador ha ayudado a navegar amodelos antiguos como los Spitfire o más modernos como los Tornado o los Jaguar. «Incluso una vez estuve enseñando sobre la navegación aérea al príncipe Harry», al que por cierto califica como unmuy buen chico. En su carrera pro- fesional también estuvo varios años como guardián de prisión en dife- rentes cárceles de Reino Unido. Durante seis años dio clases de reinserción a reclusos condena- dos por pederastia. «Después de ese periodo mi cabeza parecía que iba a estallar y tuve que de- jarlo», reconoce. Aun así, alguno de los presos acabó dándole las gra- cias por su ayuda años más tarde. Su esposa reconoce que «todas las perso- nas tienen una historia interesante de- trás». Averil pone como ejemplo a una vecina de Aguadulce que, con más de ochenta años, ha comenzado a estu- diar en el pueblo. Alan desgrana todo tipo de momen- tos en su vida, tanto buenos como ma- Activista social y cultural Además de la recreación histórica, hace intercambio de idioma, toca la guitarra y ayuda contra el cáncer

BORJA MORENO AGUADULCE M uy cerca de una de las en- tradas a la localidad de Aguadulce hay una casa con el apellido McGarva escri- to en la puerta. Allí viven Alan y su es- posa Averil, dos vecinos más de la Sie- rra Sur. Forman parte de los más de cuarenta británicos que eligieron esta localidad de la Sierra Sur para esta- blecerse. Desde allí, siempre con lamá- xima de aprender y formar parte de la cultura local, Alan participa activa- mente en todo tipo de iniciativas cul- turales dejando parte de su persona- lidad y de su alegría. Alan nació en la ciudad escocesa de Dumfries, y hace unos cinco años de- cidió mudarse definitivamente a su nuevo hogar aguadulceño. «Ambos buscamos un pueblo bonito, del cen- tro de Andalucía y con un clima cáli- do pero sin humedad», recuerda. En este punto aclara dos cosas, una que tuvieron presente la especificidad cli- mática para combatir la artritis de Ave- ril, y otra «no queríamos quedarnos cerrados en poblaciones costeras don- de puedes aislarte más entre las per- sonas de tu país de origen». El lado brillante de la vida Alan recuerda para ABC Provincia cómo fue su pasado antes de llegar a este apacible pueblo de la Sierra Sur, y reconoce con una sonrisa «que si lo pienso, he hecho muchas cosas». Gra- cias a su trabajo como controlador aé- reo de la Real Fuerza Aérea Británica

Arriba, Alan en dos sus recreaciones hist Vernácula. Abajo junto a su esposa Averil

de lleva años recreando a guerreros iberos o a los veteranos triarii roma- nos. «La iniciativa de la Colección Mu- seográfica de Gilena me encantó y me dejaron formar parte de ella. Recuer- da con cariño como junto a sus com- pañeros de grupo resistió la carga de un ejército de alumnos de un colegio de Quesada. Pero además de viajar con sus com- pañeros recreacionistas para divulgar la historia, Alan también hace inter- cambio de idiomas con españoles e in- gleses en Lora de Estepa, se conoce al dedillo la cultura, la historia y la gas- tronomía de todos los pueblos de la

los, pero sin ningún rasgo de pesadum- bre. «Superé dos cánceres y el falleci- miento de dos hijos, pero hay que se- guir adelante». Así lo decidió y así lo aplica. «Desde que llegamos aquí sólo hemos recibido muestras de amabili- dad y cariño. La gente nos ha tratado como a uno más de sus vecinos desde el principio», destaca. Entre las múltiples actividades que Alan realiza, tiene el privilegio de for- mar parte de la Legio I Vernácula, don-

Made with