Revista Gastronómica Gurmé verano 2017

ENTREVISTA

Esperanza Nievas y Sandra Rodríguez

“ Ahora toca poner cara y

Ramón López y Juan Gómez en....

ojos a la sala, donde tenemos mucho que aportar.

El Gallinero de Sandra y La Brunilda

Esperanza Nievas y Sandra Rodríguez en la barra de El Gallinero de Sandra

- Sandra Rodríguez

No se conocían de nada antes de este encuentro organizado por GURMÉ pero la sintonía entre ambas apareció desde el primer momento. Quedamos en el Hotel Corner House que Sandra Rodríguez ha abierto hace unos meses en la Alameda y Esperanza aguarda sentada en una de las mesas de fuera. Su aire tímido camufla a la perfección su secreto peor guardado: le encanta el trato con la gente, mimar al público y atenderlo como espera. Sandra nos recibe junto a una pequeña biblioteca que hay en el hall del hotel y allí, junto a un enorme ventanal por el que se cuela la luz de mayo entre los árboles de la Alameda, discurre la entrevista.

¿Qué es lo mejor de trabajar de cara al público?

empresarios que no trabajen en sus negocios y al final la implicación no es la misma.

Sandra Rodríguez: Sientes que estás haciendo algo importante en el negocio, porque consigues que tu restaurante tenga cara y ojos. Ellos crean en cocina y nosotras somos vendedoras de ilu- siones en sala, es como la guinda del pastel. Esperanza Nievas: Atender al público es igual de importante que el trabajo que se hace en cocina, por eso es fundamental el equipo humano del que te rodeas. Nosotros somos como una familia y eso el público lo nota. Son muchas horas las que se dedican a este trabajo y si no te gusta se acaba convirtiendo en una tortura. Eso sí, cuan- do encuentras el equipo perfecto solo piensas “ojalá que no se vaya nadie”. S.R.: Nosotras somos empresarias trabajadoras y esa es la clave del éxito, ya que puede haber

¿Sienten que están en terreno de hombres?

E.N.: En cocina sí está muy masculinizado, pero en sala no tanto. La cocina es muy sacrificada y hay mujeres que valen mucho, pero cuando quieren formar una familia tienen que tomar una decisión, porque no es un trabajo que te permita conciliar demasiado. Nosotros en La Brunilda tenemos una cocinera desde el principio, pero es cierto que no es habitual. S.R.: Es cierto que la imagen femenina se ve más en sala que en cocina, no tiene nada de malo ni significa que seamos peores en eso.

Isabel Aguilar Fotos: J.M. Serrano

4 /

/ 5

Made with