Adove-Ventanas al Paraíso

3

Mancha Real-24-12-2011 Todos los derechos del autor

4

A mi esposa y dos hijos

5

6

Índice A Concepción que tanto amar el Sur.............. 13- Mis primeros poemas A la caldera del Tío Lobo-Albanchez ...... 64-Rutas del Poeta-Mágina A la cueva del Morrón .... 95-Rutas del Poeta-Mágina A la sombra del Aznaitín 107-Rutas del Poeta-Mágina A las cumbres de Mágina 99-Rutas del Poeta-Mágina A mi querida Juana............ 11- Mis primeros poemas A Miguel Hernández........... 17- Mis primeros poemas A Pepe ................................................. 57-Homenajes Aguadero ................................................................. 62 Al verdugo ........................... 21-Mis primeros poemas Almagro ............................................... 38-Homenajes Amor.................................. 24- Mis primeros poemas Angers ................................................. 50-Homenajes Baeza ................................................... 47-Homenajes Barranco de Perejil ....... 109-Rutas del Poeta-Mágina Barreras al Amor ............... 22- Mis primeros poemas Boda en Bordeaux ............................... 49-Homenajes Campo de Cerezos.......... 82-Rutas del Poeta-Mágina Cerrada del Pintor ......... 159-Rutas del Poeta-Cazorla

Córdoba ............................................... 51-Homenajes Cuenca ................................................. 55-Homenajes Cueva del Agua ............ 116-Rutas del Poeta-Segura De Hernán Perea............ 124-Rutas del Poeta-Segura De la Garganta al Gargantón ...... 88-Rutas del Poeta- Mágina De las Pilas a la cueva de los Murciélagos-Mancha Real ............................. 68-Rutas del Poeta-Mágina De Linar a Fuente Níta 58-Rutas del Poeta-Mágina De los chopos a las encinas......... 78-Rutas del Poeta- Mágina De piedras y corazón....... 97-Rutas del Poeta-Mágina El Balcón de Europa ............................. 37-Homenajes El Cortijo de los Cabales..... 21- Mis primeros poemas El país de las cercas.............................. 29-Homenajes El pan de Pontones ........ 121-Rutas del Poeta-Segura En torno a un lago.......... 127-Rutas del Poeta-Segura En torno al río de Andalucía . 154-Rutas del Poeta- Cazorla Granada ............................................... 53-Homenajes Hacia Mojón Blanco ....... 73-Rutasl del Poeta-Mágina

7

Historia de Cuadros ............ 173-Leyendas de Mágina Huelva.................................................. 34-Homenajes Karlovy Vary......................................... 27-Homenajes La bondad .......................... 16- Mis primeros poemas La Fiesta de los Jornaleros ........... 162-Leyendas de Mágina La ilusión............................ 12- Mis primeros poemas La libertad.......................... 13- Mis primeros poemas La senda de los pájaros... 93-Rutas del Poeta-Mágina La serpiente de Torres .. 114-Rutas del Poeta-Mágina La Virgen del Puerto ....... 90-Rutas del Poeta-Mágina Las Alpujarras ...................................... 39-Homenajes Los Pirineos.......................................... 43-Homenajes Mata-Bejid y Gibralberca........... 102-Rutas del Poeta- Mágina Mi primer poema................11-Mis primeros poemas Miller a Venta Ticiano.... 141-Rutas del Poeta-Segura Mis verdes campos ............ 14- Mis primeros poemas Paseo de Invierno ........... 66-Rutas del Poeta-Mágina Por el amor de los pueblos .................. 56-Homenajes

Por el río Madera ........... 119-Rutas del Poeta-Segura Por el río Zumeta............ 136-Rutas del Poeta-Segura Por la serranía de Ronda ..................... 41-Homenajes Por las sierras de Siles .... 130-Rutas del Poeta-Segura Por qué encerrados? ........... 23-Mis primeros poemas Praga .................................................. 28- Homenajes Puerta y Retiro .................................... 31-Homenajes Rebeldía ............................. 17- Mis primeros poemas Relato de Caniles................ 168-Leyendas de Mágina Rio Verde........................ 133-Rutas del Poeta-Segura Sendero de cortijos ......... 85-Rutas del Poeta-Mágina Sendero de las Viñas ..... 104-Rutas del Poeta-Mágina Sevilla .................................................. 54-Homenajes Sobre el lomo de una ballena ... 112-Rutas del Poeta- Mágina Soneto a Úbeda................................... 46-Homenajes Sueño de amor en Aguamulas .. 146-Rutas del Poeta- Segura Un 22 de Enero................... 20- Mis primeros poemas Zaragoza .............................................. 48-Homenajes

8

Introducción

Mi nombre: Antonio Pérez Arroyo, nací en Jaén, vivo desde el 11 de Marzo de 1952.Este libro es una alabanza a algunos lugares que he visitado, así como personas que he conocido a lo largo de mi existencia; sobre todo en la comarca de Sierra Mágina de la provincia de Jaén. Mis primeros poemas los compuse en el Cortijo de Caniles, término de Jimena(Jaén), en estos poemas se incluyen fotografías del lugar; actualmente el cortijo está deshabitado, pero antaño cuando la fábrica de extracción de aceite de orujo estaba en funcionamiento, reunía a unas 18 familias en la época de recolección de aceituna, que eran los propios trabajadores de la fábrica. Las vivencias de estas familias han desarrollado: amistad, amor, odio, envidias, tertulias…que han marcado sensaciones profundas en mí ser, lo cual propició algunas composiciones y algún cuento o leyenda. Hace muchos años cuando nació internet, realicé unas páginas cuya dirección es la siguiente: http://www.magina-jaen.com, en ellas se describen mis rutas por las sierras de Jaén, principalmente por Mágina, así como un capítulo de homenajes y otros trabajos que he incluido en mi anterior libro “Expresiones independientes”. Todo tiene su principio y fin…creo que ha llegado el momento de que estas páginas den por concluida su exposición. Ahora comienza una nueva etapa y algunos de mis poemas estarán a modo de escaparate en la siguiente dirección: http://www.expresiones-independientes.es . Por naturaleza soy rebelde, no estoy alineado con ideologías políticas o religiosas y odio la economía, siempre al servicio de lo material, donde solo importan las cifras, voy por mi camino…el que marca mi libertad. Soy admirador de Antonio Machado y de su frase: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. En este libro se incluyen textos interesantes de otros escritores, cuyos nombres se indican en los mismos.

9

Mis primeros poemas

10

Mis primeros poemas

y una tras otra, seguirán las horas, el tiempo señalando y en la soledad, mi espíritu embriagado, seguirá soñando.

Mi primer poema

Árbol que no crece, agua turbia y corrompida, destino de Dios olvidado, vida en gozo repartida, encanto en el placer

Sueños llenos de vida, cubiertos de celestial letargo, escondidos en la penumbra, con anhelo esperan tu encanto. Será real tu mirada, en mis brazos escucharé tu llanto, se fundirán nuestras caricias, como la vida en el tiempo.

y maldición en la vida, sumida en las tinieblas, como la conciencia en el alma dormida, fuerte en la impureza y débil en la huida, es la hembra sin tino, del rebaño perdida.

A mi querida Juana

Pasarán los días, pasarán las noches

11

Mis primeros poemas

vuelva el rocío a la mañana.

¿Será real?, tal vez ficción, ¡esa bella sensación!, perdurará en mi recuerdo.

¡Vuela paloma!, en tarde dorada; que se muere el río, ¡recíbela señor! , que la mensajera está cansada

EL SONETO

La ilusión

En Febrero, al fin, montaña nevada se rompió la sinrazón persistente, entre copos blancos corre mi mente, jabalí sube encinar en manada. Mensajera que fuiste la escuchada; abrazando la verdad indulgente, ¡anidad, volar el valle presente!, chamarines de olivar en cañada.

Vuela la blanca paloma, presta sigue la corriente,

cruzando el sol de poniente, ¡vuela mensajera, alguien llora!.

Lloran los campos en la sequía, sin lágrimas, en silencio, lloran los cauces sin remedio, ¡vuela, mensajera de alegrías!.

Se escribió un mensaje en la madrugada, secundó la paloma con su vuelo, ¡descansad portadora en tu morada!.

Que sople el viento en la montaña, agitando los pinares en su verdor,

12

Mis primeros poemas

Si premiada es la razón consolada, con bondades infinitas del cielo, ¿quién te premia?, ¡mensajera olvidada!

Dejaré correr el día, dejaré el árbol que planto, cada cual en su romería, cada cual escoja un manto, y abrigue la noche fría, del alma en su quebranto; cada cual con su alegría, de la suerte, del encanto.

La libertad

Grávida la vida mía, en tropel a cal y canto; inhiesta y en armonía: La libertad que amo tanto. Aquella tarde sombría, que jugué a ser un santo, otra vez zozobré a por fía, incitando inútil llanto.

A Concepción que tanto ama el Sur

Esencia de juventud, vuelve a mí, imprégname de tu dulce vigor, pon barreras a la senectud, naveguemos por el Guadalquivir, lejos del obtuso rigor, navega con lentitud, como los sueños de Boabdil,

¡Ay mi esperanza baldía!, ¡ay mi consejo de espanto!,

queriendo ser mejor guía, de la simpleza que aguanto.

13

Mis primeros poemas

que a su Granada rindió; viviré en plenitud, como el último rey nazarí, que su reino eternizó,

Esencia de juventud, vuelve a mí,

imprégname de tu dulce vigor, con la fuerza de las rosas del sur, que siempre vuelven por abril, reviviendo la nostalgia del pintor; ignorando al Belcebú, mi paraíso está aquí, no hay pactos, no hay prisión; ¡no me destierres Jesús!, como al moro nazarí, te dedicaré esta canción, eternizaré mi juventud, entre Granada y el Guadalquivir, ¡déjame en mi obsesión!.

se llevó un trozo de cielo azul, al desangelado desierto Mogrebí, cuando Fernando la Alhambra requisó.

Esencia de juventud, vuelve a mí,

imprégname de tu dulce vigor, embriágame con la pulcritud, de suaves labios de carmín, huyendo de la hipócrita luz, mi placer es la pasión, en el ocaso, no hay fe servil, ni espíritu sufridor. Fulgor barrio de Santa Cruz, ¡Sevilla, rejas, gitanillas...jazmín!, contagioso aroma de escritor; entre penumbra y luz: un blues, ¡Sevilla!, poesía de Almotamid, del flautista en el rincón.

Mis verdes campos

Entre colinas volaré, tan alto como el halcón, cortinas blancas rasgaré,

14

Mis primeros poemas

en busca de una razón.

ingenuo de triste final, como tanto sufridor, preso a la voz matinal… ¡Consume, consumidor!, dejad la primavera en paz, en tu casa tricolor, oíd la palabra locuaz, dos y dos por más caudal, ¡gozad en la necedad!; por un velo material, se ciega la libertad. Volaré como el halcón, libre hacia el hacedor, en busca de una pasión, sin acerbo especulador; …quiero verdes campos ver, la lentitud de un caracol, la felina liebre correr, el viento, la lluvia...el sol.

Río abajo agoniza un pez, entre agua turbia un clamor, saltando un barbo en escasez; ¡romped nubes el desamor!, ¡calmad la sed del ruiseñor!; su canto limpio alegrará, el triste abril perdedor, una blanca flor nacerá,

en éste libre atardecer, para fruto del labrador y elogio del parecer, del caminante soñador.

De rama en rama un gorrión, saltará en gozo circular, cercando al torpe hormigón, será presa por apresar,

víctima del cazador,

15

Mis primeros poemas

¡ya te veo!, he llegado, te tacto en derredor, estoy sumido, preparado, concentrado, siento la fuerza de tu contenido, encontrado, fusionado, con la solidez del hierro fundido. Cuando se llega a lo incierto, teniendo adrede el rigor ortodoxo, cae lo ufano en mal puerto, urgiendo la luz en trono dichoso.

La bondad

¡Lléname de tu pasado!, otra vez rozando tu aire el sentido, ¡súbeme por tu escarpado!, palpando los dos el cielo encogido, será el clavel perfumado y el cabalgar de tu anhelo perdido. Cuando se duerme encubierto, en el falso aparentar bondadoso, se hace el mirar desierto, oscuro, arduo, incumplido, receloso. ¡Vuelva a mí tu manto amado!, cubriéndome al siniestro empedernido, ¡abrígame!, ¿estoy acabado?, ¿desnudo?, ¿arrojado?, tal vez dormido, ¡despiértame!, he soñado, en el refugio para mi esculpido;

¡Dichoso!, verme arrollado, por el cristalino cauce avenido, subiendo voy, nivelado, flotando en ti, gozando, sostenido; en la altura engalanado; ¡no te dejaré BONDAD!, ¡siempre unido!.

16

Mis primeros poemas

Rebeldía

Entre tanto hiera y llegue la muerte, se aleje esta ansiedad que me atormenta, loca mi mente goce más que en suerte, mansa, tierna, e infiel en la conducta. ¡Vuelen pájaros blancos por el puente!, ¡negras nubes descarguen en tormenta!; dulce conexión cuando se consiente; entre espinas que hieren… se disfruta. ¡Corred, llegad a la expresión que siente!, cuando la fe dueña en el aire quieta: …esquiva, en desorden, sueña y promete;

A Miguel Hernández

siento gozo en la voluntad que aprieta; no es clamor en favor de la corriente; es la fuerte opresión que me sustenta.

Me falta la inspiración, por entresijos caminar, en busca de una razón y en el sosiego soñar;

de vileza, de adversidad,

17

Mis primeros poemas

se conecta la visión, no hay poder en frialdad, ni alimento, ni pasión.

¿Dónde los campos, Miguel?, el aliento que camina,

solo un abrazo de laurel, solo silencio en la ruina.

¡Lléname de impulso, Miguel!, ¡trasládame tu sufrir!, tus campos y tu clavel, podré soñar, podré reír; bajo tu sol cantaré, entre lirios y trigales, de holocaustos viviré, de tus frutos inmortales. Tristes son los olivares y los cortijos cerrados, en silencio sus paredes, bajo tejados derruidos. El bullicio que cautiva, el sonrojo de los hombres, no hay candor, llama viva, ni sentada en los corrales.

¿Dónde los campos Miguel?, sin el surco del arado, en sequía no hay vergel, bajo veneno arrojado, muere la roja amapola, muere el gorrión, el jilguero, la perdiz por una bala, mueren los cauces, yo muero. En la cómoda rutina, de una hogareña mansión, visión cerrada en cortina, me falta la inspiración,

me falta aire bucólico, de la agonía a la dejadez,

18

Mis primeros poemas

tú… poeta pletórico, ¡aleja mi bisoñez!.

¡Vuelva el arado a los campos!, el flujo de la honradez, el chamarín y sus cantos, ¡vuelve ya, Miguel Hernández!.

De Antonio Pérez al gran poeta de habla hispana: Miguel Hernández, que murió ajusticiado allá por la última guerra Española, precisamente por la injusticia del que odia que el ser humano pueda expresarse libremente.

19

Mis primeros poemas

bajo el cielo que perdí, cuando me perdieron.

Con otros compartí, lo que compartieron, aquel día que me fui

y ahora tan de repente, noto más su ausencia, recorrerá el río mi mente, para sentir su presencia.

¡Bájate!, me pidieron. Para ir donde otros fueron, ¿necesita acaso urgencia?, dónde no hay prisa, ni influencia.

Un 22 de Enero ¡Bájate!, me dijeron, ¡tu padre está aquí!, algunos creyeron; más yo no lo vi,

Llevaré mi ignorancia a tu prudencia y el azul al blanco presente, escogeré estela indulgente, para verte en supervivencia.

y aquellos lo vieron. Estoy buscando allí, dónde me escogieron,

20

Mis primeros poemas

Al verdugo

El Cortijo de los Cabales

En el ocaso de un atardecer oscuro, preso cruzó un fugitivo la puerta vieja, entre rigor el querer lloró su futuro; cuando el dolor llama y alguien la vida deja… ásperas nubes contagian el aire puro, tristes lamentos se oyen detrás de una reja. ¡Preguntad a la bondad porqué daña el muro!; dueño, segó el segador, el trigal sin queja. Verdugo que hiere y desespera la conciencia, en receloso abrigo de razón presente, ¡mereced compasión en vuestra vehemencia!. Sembró vileza el hacedor, muerte el demente; prisión agónica de engendrada violencia, ¡elegid una docilidad que contente!.

Era blanco mi cortijo, entre zarzas y nogueras, negro su tejado, de verde sus escaleras; miraba al sol cuando salía, por las cumbres mañaneras, cerezos, perales, olivos, tupían fértiles laderas, nubladas en la lejanía, por humo de las hogueras, ¡picante morcilla negra!, haciéndose en las calderas. El vivo fuego nos calentaba, en frías mañanas rocieras, las tertulias de su salón, nuestras almas verdaderas

21

Mis primeros poemas

y aquel bullicio pueril, rigor de tardes sesteras, que el dulce silencio rompía, recaló en otras esferas. Era blanco mi cortijo, bajo sus verdes higueras, pintado de blanca cal y el agua de las regueras. Caerán las hojas otoñales, volverán las primaveras, rozarán los ventanales, avecillas bandoleras. Envidiaran sus jóvenes árboles, estaciones venideras y mi recuerdo melancólico, andará por sus fronteras.

¡albérgame cuando quieras!.

¡Cedamos todos a la razón!, al estado que toleras, mientras seamos los cabales, serán de paz, nuestras banderas.

Barreras al Amor

Al final llegó el estío y marchitaron flores sudorosas, irrumpe el viento en quejío(1), el silencio de las noches hermosas y Beethoven con su brío, la inmensidad de estrellas caprichosas. Llena surge la luna, iluminando montañas rocosas, duerme el niño en su cuna y el resplandor en su cara de rosas.

¡Quiero entrar otra vez!, ¡amainaré, en tanto esperas!, poco a poco en mi ímpetu,

22

Mis primeros poemas

Duerme el genio confuso, del ingenuo y dulce anhelo humano, el vil sida dispuso. Contemplar el marchitar del mundano, cual nota por desuso, la armonía de una noche de verano. No hay más rosa, ni jardín, ni estrella celeste, ni protegedor, dulces labios de carmín, llenan vacíos, dan placer, dan calor, desde el principio al fin, tu eres la fuente, la pasión de amor.

recaló su lluvia en campo secano, de tanta claridad, a veces: Languidece y se ahueca el trigo sano. ¡Cantad ahora, labriego!, al rocío por la mañana temprano, ¡cantad a los verdes prados!. ¡Cantad a la bondad que da la mano!. Cantó el jilguero enjaulado, en nostalgia de volar por su grano, sin ceder a la súplica regalada: El que otorga, el impasible, el villano. ¿Cuantas veces duerme el alma encerrada, en el blanqueado fuero mundano, soñando con la oscuridad rebelde, que libera del rigor escribano?. ¡Despertad ahora, en tu aliento renovado!, teniendo el libre espacio tan cercano, ¡vuela jilguero, en la grandeza de tu amo!

(1) palabra popular andaluza.

¿Por qué encerrados?

Se fue la transparencia de verano, llegando el otoño nublado,

23

Mis primeros poemas

ni de pudor, ni de ley que encadena.

A veces se destierra en vagabundo, por el rigor de costumbre serena, no es de bien, el que priva de un segundo, el color y el perfume de azucena. Donde hay amor, hay verdad, hay sonrisa, hay gana de vivir que se contagia, al penetrar en fría alma, tan remisa.

Mea culpa, golpe a golpe en la misa y ávida de fe en la divina magia, aún no palpa el amor que se divisa.

Quién se ama, no comparte lo que siente. ¡Mirad como el mar esparce su brisa! y el campo su bondad, por la simiente. ¿Quién siembra cálido amor en la gente, que agradece de gozo con su risa y reparte su pasión más valiente.?

Amor

Ese poder tan noble y tan profundo, que ni el vigor de la razón refrena, no entiende de la ciencia de este mundo,

24

Mis primeros poemas

Aquí acaban estos versos inspirados en la cortijada que me vio nacer.

25

Homenajes

26

Homenajes

y reposar en calma, el don de Cristo y… Mahoma.

Karlovy Vary

Este pueblo es muy frecuentado por turistas árabes y occidentales, donde conviven en perfecta armonía.

Fui por licor becherovka a Karlovy Vary ensueño, a prolongar mi sueño, en este juego de la Oca, de ese azar que coloca, a la puerta del infierno, o delicioso invierno, de mis ojos maravilla; de agua cálida y amarilla que cura el dolor interno. ¡Aquí paraíso inmenso! quisiera alargar mi vida; ¡bella ciudad perdida!,

Me complace ver la paz desde esta ventana.

Dicen que el licor becherovka alarga la vida. ¿Será verdad?.

en natural incienso, y manantial intenso, que se funde en nuestro aroma… … diluye nuestra carcoma, para esclarecer el alma,

27

Homenajes

Praga. Si llevas odio en la mochila , mira Praga por la colina, donde el alma se culmina, engrandece la pupila,

el oído asiente y se afila, a los trovadores checos, al volar sus dulces ecos, en la bohemia del Moldava, en la noche que se alaba, con disfraces y muñecos. Sueño venturoso parece, terrenal paraíso asombroso, entre Mozart más hermoso,

en concierto se enriquece nuestra vida que merece: Amar… “el Corazón de Europa”,

brindar con la última copa, ante el reloj de Plaza Vieja, para que el tiempo que nos deja, nos brinde el caballo que siempre galopa.

28

Homenajes

El país de las cercas.

por ansiar cordero asado.

El mío está cercado, en camino de asfalto, sin poder cruzar la cerca, ni poder besar la hierba, en el rocío de la mañana, donde nace soberana y de mi, un clamor:

En los verdes prados de Irlanda, los caballos anhelan el sol dorado...

...eternal cielo nublado, acongoja galopar alegre; allí la tormenta manda: acrecentar los lagos;

teatro de ocas…patos…gaviotas, de música alborotada y modesta, donde se invita mi presencia y místicos irlandeses,

¡Qué triste, que triste: verla tan cerca y no poder solazarme en su verde esplendor!.

quienes recrean su Biblia, cuales muchos representan, en diverso talante y elegía.

¡Llegaré a ti: Belfast! , a escuchar tus quejas!, que el clero calienta, con suprema diligencia, corriendo la ira por las calles y la sangre por los valles y los muertos por los nichos

Ni españoles, ni franceses, más bien de melancolía… …ojos profundos…azules, serios como quijotes, cabellos de oro aclarado, sus corazones saltan por las nubes,

y Dios gobernado en las torres.

29

Homenajes

¡Qué triste, que triste, que los muertos no corren!.

Si Dios es amor: ¡Amor…amor…amor: entierra las armas!.

¡El viento vuelva a su calma!, fraguando "el Ira" su enmienda y todos juntos por la misma senda.

Belfast

Lough Neagh

Iglesia de San Patricio

30

Homenajes

Puerta y Retiro

Cuelgan banderas rojas, de Madrid en su puerta más grande, tiene una corona de ángeles, con sus alas mirando al cielo:

¡Mírala, mírala, es la Puerta de Alcalá!, así le cantó el artista y admiró el turista: ¡Mírala, mírala, es la Puerta de Alcalá.

Madrid sueña en su gloria, con los juegos dignos de su historia y sus puertas son estandartes y sus parques los peinan galantes para entre todas ser elegida: la más bella y florida.

Ojala sea para siempre, ese mimo de primera… …no sea triste quimera: ver el Retiro como antes… …mirando por ende las fuentes…alguna que otra pica y el cristal donde se mira: un pato de palacio, de pico mustio y lacio.

Ojala sea para siempre, ese mimo de primera… …andar bajo las choperas: lectores de novelas, ensimismados en su lectura...

31

Homenajes

...a veces tropezando con alguna enseñando su hermosura… …¡Verde, muy verde, más que los árboles!.

Allí voy allí me retiro, donde la paz invita a olvidar vida maldita, del movimiento ligero y mediocre, sobre hojarascas pálidas de otoño, viendo navegar las barquichuelas del estanque. Tras los sueños del navegante. ¡Soñar… soñar… en esa maravilla!:

Un mar de silencio en medio de una tempestad histérica… … paraíso anhelado de tantas y tantas gentes de América.

Miré sus ojos incrédulos, en ese pequeño oasis, fatigoso de cruzar el charco, en busca del dardo que pica la fortuna … esquiva …tuna, a veces engaña con espejismos delirantes.

Allí llora, allí se queda, añorando los luceros sobre los montes gigantes.

32

Homenajes

33

Homenajes

Huelva

¡Huelva serrana, Huelva marinera!, amarre de veleros y aventura, de Colón un marinero de altura, que llevó por la mar nuestra bandera. Libre y segura viajó la primera, fue nuestro reino la mejor cultura, hasta lejana tierra llegó el cura, para quitarle al indio fe y manera. ¡Huelva, pino verde, hacia Valverde!, arraigo del poeta en el camino, donde el credo católico se pierde... ...Verso a verso cada vez más crecido, rima y estrofa tejiendo su destino, a ese poema de paz elegido.

34

Homenajes

POEMA DEL POETA DE VALVERDE.

Antes de morir, quiero dejar el reposar vivido de una extensa ilusión: que desde la grama de mí hierba florida resurja un Jilguero batiendo las alas en semblanza de amor...

Un Jilguero policromo de oro azul en sus patas; y en sus plumas un Madroño y en su pico un cantar: un cantar agorero que adivine la paz. Un inquieto Jilguero de plumífero ensueño que se acerque al arroyo y se mire en el agua proveyendo una vida a su antojo ideal:

Una vida de tupidas conciencias con promesas reales, y una luz mañanera con que siempre gozar:

Donde blancos y negros se entrecrucen las manos y se sientan a amar: y nacer de nuevo y empezar a vivir., con mis rosas blancas para a nadie herir.

35

Homenajes

Yo cual mí Jilguero tengo plumas bellas.., Si mirando al cielo consigo esa estrella de mí reposar.

FRANCISCO LLÁNES RAMÍREZ

Valverde del Camino ( Huelva ) y marzo del 1996

36

Homenajes

…quizás no cuento nada, no veo más allá de azul intenso.

El Balcón de Europa

¡Nerja: Balcón de Europa!, aún vigilan los cañones, la roca en los cantones, la bella cala arropa, y la ola nunca toca, esa baldosa desnuda donde canta Neruda, un latino emocionado y un chino alucinado, habla y habla con Buda.

Hacia adentro en la espesura, de atardecer cobre y rojo,

a la mar salta mi ojo, más allá de la espesura mi ilusión no tiene cura, cada vez que paro y pienso… ¿qué hay detrás de un mundo tenso?... …quizás un cuento de Ada

37

Homenajes

Almagro

y el rezo mejorará ante el retablo.

Por los campos de la viña Manchega, donde quieren arraigar los olivos, mi Andalucía malogra sus estribos, por castizo seseo de la vega. Noble y leal Jaén hace su entrega, sobre el viento de brazos primitivos, de gigantes o molinos cautivos, que la historia de Cervantes despliega.

La comedia en los corrales se estrena, en teatros, o en la plaza de Almagro; si acaso mi espíritu se condena,

a sazón de los actores del diablo: ¡Halle este cuerpo buen vino y buen magro!

38

Homenajes

Las Alpujarras Barranco... Poqueira, de Sierra Nevada, me voy a Pampaneira, a trocha en cañada, de bella Alpujarra, que llega a la vega, donde vieja parra, que el Trevélez riega, da rosado vino, “pa...” el jamón serrano; ¡a perder el tino, por beber temprano!, hasta que anochece, con plato cocido, que al fuego se cuece, del cerdo querido, bajo la pizarra, de tejados planos.

¡Zambomba, guitarra, andaluces llanos, bingos por la fiesta, el Pítres de antaño, “madrugá”...la orquesta, carnaval de engaño!, y aquella “Agria” fuente, de los cinco caños, debajo del puente, a la umbría castaños, “la taha... vomito”, y ..."Don Pepe Larios” del cielo bendito, no de seminarios, pero si de sierra, donde... pan a mano,

y orza de la tierra, hacen el rellano,

de osada barriga, que el tiempo acostumbra,

39

Homenajes

quien de andar no siga: Sendero en penumbra, Pórtugos en cuesta, Bubión a su iglesia, Capileira en siesta, como aquella inglesa, que perdió su norte y yo aquí mi rima; no creo ya importe, si el valle lo estima

Don Pepe Larios fue mi mejor amigo, ahora fallecido, amante del buen comer y buen beber.

En este poema se presentan expresiones andaluzas, no muy ortodoxas con el castellano leal.

40

Homenajes

Por la serranía de Ronda

¡aquí se detenga el tiempo, entre jaras y acebuches!, sin asalto y destiempo, ya no está “Tragabuches”; están “Carmen y Rafa”, las maravillas del “Tajo”: Yemas, serranitos, zurrapa y algunas tapas con ajo.

Con la respiración honda, callados y a todo trapo, vamos por la serranía de Ronda, en busca del pinsapo… ...Allí bajo la Escalereta, con sus brazos casi desnudos, quiere abrazar... mi violeta, su amor en los vientos crudos. ¡Quede allá el verde abeto... ...tú, de mi mano a “Parauta”!, es nuestra prisa un reto, aunque los años marcan la pauta

Siempre por el deseo y cuando llega la comida, es muy difícil que no rompa la rima. Nuestro agradecimiento a Rafa que tan bien nos condujo por la Sierra de las Nieves,

mi homenaje a Ronda, una gran ciudad monumental y comercial, así como a los pueblos de fachadas blancas, gracias a la mano del hombre, entre los que podemos citar: Grazalema y Zahara de la Sierra, sobre los que están hechas la mayor parte de las fotografías, que algunas aquí se presentan.

y el caminar se hace lento, cuando se acerca el umbral de la vida,

¡ahora al fin nuestro sustento!, en la hora y la hora repetida;

41

Homenajes

42

Homenajes

Los Pirineos ¿Quién tiene en sus entrañas

...barquichuelas de estaño, ...esturión Iraní!; mejor dicho:¡Araní!,

el Pirineo por aliento, esas altas montañas, D´Arán de cuento, que soñé de niño, y entre sol y nube, entre Álvaro y guiño a “Les Gaves” sube?;

y aquel dócil rodeo, de una serpiente africana, de reojo cuando veo, aquella risa con gana, ...cual doblegó su apatía, merece fotografía, y mi niña buen despacho, de patatas con “ketchup”, malagueña dicharacho; aquí pierdo mi rima, por no ser mi alegría, invasión gastronomía: Italiani, macarroni, salsonetti

enseñando a ti Lourdes, el milagro en negocio, si es que finges, si es que urdes, más bien el cultivo del ocio, en la faz a veces seria de tantos "Pérez" y "Zaragozas"; cuando despiertan en tu feria, es tu verdad la que gozas.

Fue una excursión a los Pirineos, visitando el santuario de Lourdes. En el bus viajaban familias que se citan y una niña muy habladora de Málaga, siempre con sus patatas, que nunca abandonaba, ni tan siquiera en un zoo de serpientes.

¡Vamos al caramelo, al carrusel de antaño... ...la estación que desvelo,

43

Homenajes

44

Homenajes

45

Homenajes

Soneto a Úbeda Úbeda monumental de la loma,

cuando veo el mercader que camina, desde su muralla, tal vez ya ruina, me siento como en la universal Roma. En el Salvador el cura se asoma, e invita a un turista inglés que alucina, y en la plaza toros, canta Sabina, aunque no Dios, empero si Mahoma, profeta del pueblo en el mundo entero, no tan puro como Juan y Teresa, pero sí de chispa, gracia… sincero. Quizás heredó el tabaco por manía de un poli…poeta en la sobremesa, de esta ciudad que brilla en soberanía.

46

Homenajes

Baeza

Monumental Baeza de la loma, bañada su piedra por sol dorado, clama piropos de Antonio Machado, cuando a los campos de olivar se asoma. Tan medieval…cristiana, o de Mahoma, universal patrimonio legado… …Mañana, ahora…en el tiempo pasado, vuela su nombre como ágil paloma. Allí cerca del Loira está su emblema, de un francés boquiabierto sobre el lienzo, aquel que acertó a pintar en su tema: El Arco y la Fuente de los Leones, de noche, que retoma su comienzo: Luz, agua, alma y bullicio en los salones.

47

Homenajes

Zaragoza

¡Zaragoza... del Pilar… virgen chica!, de los maños…el corazón más grande, deja pues mi alma sobre el Ebro mande: Gracias a tus gentes en bondad rica. ¡Ya me voy con vista a la Pilarica!; ¡arre con mi hechura, arre que me ande!, ¡vaya yo presto, no sea se ablande!: Este afán que me pica y me repica, por ver Calatayud y el Monasterio, de los monjes anhelando agua y piedra, queriendo desvelar el gran misterio, de un paraíso mejor que el de la Tierra. ¡Ojala alcancen el de cascada y hiedra!, ¡muy cerca de "Dios", allá por la sierra!.

Foto Monasterio Calatayud

48

Homenajes

Boda en Bordeaux

Bordeaux de una tarde calurosa, no basta el frescor de su río: el Garona, que la corbata en traje se perdona, dans la Maison des Vins du temps rosa, pamela, gitana, o falda hermosa, la nuit airean cuando el coro entona, au mariage c’est toujours ça de pris!, y canto así a una pareja dichosa:

¡Que viva España… Epiré…Saint Georges …Monique… Françoise… Louis … Gilbert…! y exclamo como en Andalucía suena: ¡Vivan los Noviooos......!

49

Homenajes

Angers

Vuela desde el Moro ímpetu valiente, a posar su emblema en noche serena. Del calor y el afán correspondiente, se ilumina el Dupón de luna llena. Entre noche y día, entre vino y gente, a doquier por ende de amistad plena, el recio empeño a la fatiga miente, para bien del alma que el tiempo refrena. Despediré pronto los campos verdes, y a un gato negro que rozó la muerte, te lloraré Loira cuando me ausente. Suplicaré la gloria que al final pierdes; morir y nacer bajo el sol caliente, en mi olivar cegado a su suerte. “El Moro” es un bar de mi tierra. Fotografía de Angers

50

Homenajes

y en los jardines de Viana, otra vez soñar con su dialogo ameno.

Córdoba

¡Viva Córdoba la llana! y la morena de Julio Romero, de noble gracia gitana,

TABERNA DEL PISTO. En la taberna del Pisto, vi un cordobés moro, comer cerdo y toro, y cambiar Mahoma por Jesucristo CÓRDOBA LA MORA. (a mi amigo Guzmán) ¡Viva Córdoba la mora!, bajo Cerro Muriano se levanta, cuanta grandeza atesora, entre manso río y mezquita santa, alguien en sus patios llora, porque se va de la ciudad que encanta.

nadie tiene su capricho y salero, no hay tan siquiera en Triana, ¡como ella!, no hay otra en el mundo entero.

¡Ele la fiesta taurina!, el fino y caballos de negro pelo y un turista que alucina, al contemplar la calle del Pañuelo. Es pasión del que camina, que sueña y añora tocar su suelo y paladear el rabo de toro, en la centenaria "Casa del Pisto", fue el cerdo, tentación del moro, que cambió Mahoma por Jesucristo.

Quiero volver mañana, con el otro Guzmán el Bueno

¡Córdoba cartaginesa!

51

Homenajes

de musulmanes, romanos, cristianos, de todos la misma mesa, cuando unieron la sangre de sus manos.

¡Olé, ciudad cordobesa!, donde payo y gitano son hermanos.

La Mezquita

52

Homenajes

Granada

Esencia de juventud, vuelve a mí, imprégname de tu dulce vigor, pon barreras a la senectud, naveguemos por el Guadalquivir, lejos del obtuso rigor, navega con lentitud, como los sueños de Boabdil, que a su Granada rindió; viviré en plenitud, como el último rey nazarí, que su reino eternizó, se llevó un trozo de cielo azul, al desangelado desierto Mogrebí, cuando Fernando la Alhambra requisó.

Fotografía de la Alhambra

53

Homenajes

Sevilla

Esencia de juventud, vuelve a mí,

imprégname de tu dulce vigor, embriágame con la pulcritud, de suaves labios de carmín, huyendo de la hipócrita luz, mi placer es la pasión, en el ocaso, no hay fe servil, ni espíritu sufridor. Fulgor barrio de Santa Cruz, ¡Sevilla, rejas, gitanillas y jazmín!, contagioso aroma de escritor; entre penumbra y luz: un blues, ¡Sevilla!, poesía de Almotamid, del flautista en el rincón.

Fotografía de la Judería-Santa Cruz

54

Homenajes

Cuenca

¡Cuenca… ciudad encantada en la noche!, entre Huecar y el Júcar se alza valiente, como una trenza de piel de serpiente, que en lo alto del monte tiene su broche. No hay miedo, ni vértigo por reproche: El vacilar, al cruzar por el puente cuando la magia en el aire se siente, y cuelga nuestra fantasía en derroche, de ver casas colgadas en el tajo, en tanto se desploma nuestro embrujo, con aroma de típico Zarajo, allá en la Plaza del Ayuntamiento, junto al arco de piedra, a su rebujo, de gentes poniendo el gusto contento.

55

Homenajes

Por el amor de los pueblos

del fulgor en su pureza.

Cautivadora riqueza, lívido candor asienta, cuerpo con cuerpo apacienta, por la divina proeza. Quizás...la naturaleza, alzó la carne al disfrute, para gozo y dispute, del ataviado en talento, que distraído en su contento, deja la distancia incaute.

Llegaron brindis de Francia, la Fondue y Cassis con vino, tal vez, el sabor genuino, tic tac... o cambiar de estancia, para olvidar vida rancia. De España, hay quién carece, como quién tanto merece y desde ambiente tan tenso, entre ruido y humo denso, ¡aquí, también se padece!. Hay un paraíso que florece, con pétalos de victoria, del amor en vuestra gloria, tan fresco cuando amanece, tan dulce cuando se cuece y aviva la fortaleza, sobre llamas de grandeza y en destellos arrebata, como el brillo de la plata,

El amor no tiene EDAD, ni fronteras, ni distancia. Cuando la distancia se impone: EL PARAISO ES DE CRISTAL.

56

Homenajes

A Pepe

Aquel gorrión maltés de mi noguera, que adivinó el dolor en tu semblante, quiso hacer la corte con su cante, cuando lloraban tu muerte severa. ¿A dónde fue esa vida placentera del comer y del beber a lo Dante...?, de por sí, tan bonachón, tan galante, con su alma, con su mesa por bandera. ¡No hagáis caso a contienda dominante! que a veces abolió a su compañera; ¡ahora!,¡cuán bello el amor radiante!, cuando se entrega hasta el último instante, como el gorrión maltés de mi noguera, al compás de algún vapor navegante.

Termino este capítulo con un homenaje a mi amigo Pepe Ramírez, que en paz descanse, quizás el mejor de los que ha tenido. Un día antes de su muerte, escuchamos los dos un gorrión maltés bajo la noguera de mi cortijo en Torres. El día de su entierro, se escuchó el mismo canto en el cementerio… ¡qué casualidad!

57

Rutas del Poeta-Mágina

58

Rutas del Poeta-Mágina

estancia agradable, sobre todo en los meses de Julio y Agosto, con lugares para acampada, aunque los que gusten más de la tranquilidad, deben seguir el camino a pié hacia fuente Níta.

FUENTE DE NAVA PARÍS

Saliendo de Torres por el primer cruce de la carretera hacia la Fuenmayor, a 4,3 km. encontramos un cruce a la derecha, con un letrero que indica "CABEZA PRIETA", siguiendo siempre ésta dirección a 1,4 km., ante nuestros ojos, Nava París, una espléndida fuente con seis caños de agua, su abundancia, permite los riegos en la época estival a ésta zona. Por aquí suele abundar el jabalí, objeto de varias batidas de vez en cuando; también se le suele tirar a los zorzales, ya que existen varios pasos del ave mencionada, en el invierno. Saliendo de Torres por el primer cruce de la carretera hacia la Fuenmayor, encontramos ésta fuente a 7 km. Es la más grandiosa, además de ser lugar de recreo y esparcimiento, aquí podemos tomar alimento para ganar fuerzas y seguir el camino. Sus grandes sombras motivadas por la abundancia de arboleda (pinos-sauces-nogueras…), permiten una FUENMAYOR

FUENTE NÍTA

Saliendo de Torres por el primer cruce de la carretera hacia la Fuenmayor, encontramos ésta fuente a 7 km. Siguiendo hacia adelante por camino sin asfaltar, preferiblemente a pié, nos dirigimos a Fuente Níta; al principio encontramos bosque de encina y a unos 2 km. el Hoyalino, espléndida llanura, lamentablemente cercada; al poco de andar, nos encontramos una maravillosa cascada de agua, a partir de aquí las encinas se entremezclan con el pinar y numerosas especies vegetales como la endrina, especial parar endulzar y dar colorido a los licores (pacharán casero), no debemos olvidar de mirar a nuestra izquierda, para contemplar las hermosas vistas del valle. El camino se divide en dos; debemos dirigirnos por el de la izquierda y al poco tiempo aparece fuente Níta, pequeña pero muy agradable de contemplar, sobre todo por su entorno. Allí también se puede descansar en un pequeño campo de hierba y a la

59

Rutas del Poeta-Mágina

sombra de una encina. El trayecto es de aproximadamente 3 km.

Vuela otra vez mi aliento, otra vez por el sendero, la boca añora sustento, hasta Fuenmayor tolero. A Níta…por el Hoyalino , arrecia mi contento, preciado néctar divino, las águilas sobre el viento.

POEMA

A Linar va el caminante, presto lleva el camino, en su zamarra el vino, en sus labios buen cante. Soleá en la mañana, acompañando los grillos, fuente del Zar se engalana, bajo el sol de los membrillos. De halago, de luz y día, de andar lento a Na París(1) voy, mi alma al sosiego doy, y mi sed al agua fría.

(1)Expresión de Torres.

Esta parte de sierra Mágina es la que más agua tiene, de hecho algunos la han bautizado con el nombre de “LA SENDA DEL AGUA”.

60

Rutas del Poeta-Mágina

Fuenmayor

61

Rutas del Poeta-Mágina

Considero que el trayecto Caño del Aguadero hasta la carretera de Cambil, se debe dejar para otro día, sobre todo para los andarines no muy en forma como el que escribe.

De Cuadros al caño del Aguadero- Bedmar

POEMA

Voy subiendo el sendero, de adelfa, río... pino, a una iglesia en candelero, encomiendo mi destino. A mis ojos se abre el valle, para cuadros de pinceles, de picachos en su entalle, como altivos donceles. ¡Monte, monte…cornicabra!, ¡déjame que te mire!, ¡deja salte la cabra!, ¡deja el otoño te admire!,

Esta vez, con el debido respeto, quise pasar por alto una virgen encerrada en una ermita, hecha a imagen y semejanza del hombre, dirigiéndome directamente al Dios Naturaleza, a pesar de la dificultad de andar los caminos, mereció la pena, porque comprendí mejor que pequeño es el hombre ante el Dios Naturaleza. ¡Amemos a éste Dios!, buena razón para nuestra existencia. La ruta: desde el kiosco-bar que hay a la vera del Río Cuadros por el camino hacia Cambil, hasta llegar al Caño del Aguadero, puede tener un trayecto de 12 o 13 km., casi siempre ascendiendo, donde se pueden apreciar verdaderas maravillas de la naturaleza.

y el quieto sol en lo alto, sobre árido talud rojo,

62

Rutas del Poeta-Mágina

viendo el agua de un salto, como vacila a su antojo,

Más que si un Ángel fuera, vino un pastor del cielo, alumbrando esta ceguera para ver mis pies en el suelo,

y mi alma por la cuesta, por testigos las ovejas, ávida de hacer mesta, entre ánimos y quejas; aunque aguanté el suspiro, ante guardias del castillo, huyó el jabalí de un giro, cuando captó mi flequillo, felino entre la peña, de la alta montaña, del sultán que nos enseña, desdeñar…vida tacaña; como la vida que cuento ...casi cincuenta años, ¡o paro, o reviento!, o el corazón por los daños.

y Cambil, en otro momento; en tanto el cuerpo severo, poco a poco tomó ... aliento en " EL CAÑO DEL AGUADERO".

63

Rutas del Poeta-Mágina

A la caldera del Tío Lobo-Albanchez

Allá donde dejé los muertos, de un campo santo entre olivos, escogí una vereda de entuertos, cerca de dos asnos cautivos,

Saliendo hacia el Cementerio de Albanchez por un pilar con varios caños, podemos dejar el coche y comenzar la ruta andando, aproximadamente 4 km .en busca del barranco que recibe las aguas que riegan las huertas del pueblo. Debemos tomar una vereda a 500 metros del cementerio donde se acaban los olivares y comienzan las estribaciones de la sierra para encontrarnos con el barranco que antes hemos mencionado, siempre siguiendo el curso contrario del arroyo, a través de un camino que a veces se encuentra y a veces se pierde, después de recorrer algunos tramos muy difíciles que yo diría son propios de escaladores, encontraremos la "Caldera del Tío Lobo", que podréis contemplar vosotros mismos o en la fotografía del poema. Ah vuelvo a repetir que la ruta es peligrosa para inexpertos, aunque el cementerio está muy cerca, no quiero que os topéis con él para siempre.

bebiendo de la reguera, de Albanchez una de tantas,

que baja por la ladera, a dar vida a las plantas

y… a mi alma trepando la cuesta, entre la piel de serpiente, a... sazón de otra gesta, siempre con el sol de frente.

¡Ay camino que se pierde!, porque ya no hay andantes; aupados sobre el verde de las pistas agonizantes,

quemando soledad inquieta, la ansiedad tirando humo;

POEMA

64

Rutas del Poeta-Mágina

solo tiene su meta, en el tricolor consumo.

¡Quiero mi tiempo ufano!, a la deriva del arroyo, bajo el poder de un Dios pagano, en la caldera del gran hoyo. Entre agua, roca... grieta, donde se recrea el artista; más que un sueño de poeta, tuve un trance... alpinista, y desafiando al cortado, hice ... mi vida un globo, volando al otro collado, para ver al "Tío Lobo".

65

Rutas del Poeta-Mágina

Paseo de Invierno

Más que una ruta, esto es un paseo por una camino que anduve muchas veces en mis tiempos de juventud, buen sitio para la relajación, ya que transcurre por una campiña serena y bella, no tan empalagosa como pueda ser un paisaje excesivamente maravilloso propicio a la distracción. Por lo tanto recomiendo este paseo de aprox. 5 km. ida y vuelta a personas que quieran meditar, mientras caminan. El carril se encuentra en la carretera de Mancha Real a Jimena, aproximadamente 8 o 9 km. pasada la curva del cerro Alcalá, muy conocido por sus restos romanos, ante nosotros divisamos el cortijo de Caniles, donde me crié y pasado el puente, un carril a la derecha, justamente el sitio de la foto.

POEMA

66

Rutas del Poeta-Mágina

¡ Alegres campos verde oliva!, de Caniles a Tumbapavos(1), fluye a mi mente cautiva, aquellos tiempos bravos

del hombre duro y tierno, que cedió el pan a sus hijos,

y empeñó su centavo, en sembrar la cultura, en quien tomó menoscabo a su sangre más pura. ¡Ay savia de mis campiñas!, templadas en grandeza, escuchando viejas riñas, de esta alocada tibieza, como los padres escuchan, tantos y tantos llantos, al sosiego…luchan y luchan, aunque nunca fueron santos.

de ésa mi lozanía inquieta, sin oficio contratado,

poco a poco sujeta al privilegio dictado,

por los que portan bandera, que todos cortejamos, pese a demencial carrera, que de niños soñamos. Por estos caminos de barro, de vientos y cielos grises, cada cual vaya en su carro, sin emblema, ni países,

(1)Tumbapavos es un cortijo distanciado 1-2 km de Caniles

a cañaverales de invierno, entre sobrios cortijos,

67

Rutas del Poeta-Mágina

De las Pilas a la cueva de los Murciélagos-Mancha Real

El trayecto de "Las Pilas" a la cueva de los "Murciélagos", es de aprox. 4-5 km. ida y vuelta, por la carretera que sale del mismo lugar en dirección al Almadén, concretamente al repetidor de televisión. El camino hasta llegar a los pinos es prácticamente vistas de chalets a la izquierda y a la derecha; luego nos dirigimos hacia la izquierda para ir justamente entre los olivos y las primeras estribaciones de la sierra. La localización de la cueva es difícil, porque todo el terreno es de matorral y pino; por lo tanto aconsejamos ir acompañados de una persona que conozca el sitio exacto y por supuesto de linternas.

ACLARACIONES SOBRE EL SIGUIENTE POEMA:

Las Pilas es un zona de arboleda, con una fuente y plazoleta donde se juntan las gentes para hacer tertulias.

Fotografía de las Pilas

Mancha Real ha sufrido una transición generacional muy rápida, donde gentes que antes eran humildes trabajadores pasaron a ser industriales del mobiliario para el hogar, en cierto modo desplazando a la antigua burguesía.

POEMA

68

Rutas del Poeta-Mágina

¡Manchegos, caminantes!, de "Las Pilas" a los pinos. ¡Bizarros, rocinantes!, de gloriosos destinos; no la suerte…capotazo, tal vez…don trabajo, capital… un lazo, el tesón y un diente de ajo, bajo almohada de los sueños, hechizando a los señores, como zánganos risueños, de rosados colores, entre gambas ... buen vino, viendo pasar las mozas, a la puerta del casino, sobre blancas carrozas;

toparon con sus huesos, bajo la fría sepultura;

quedó: el árbol, la madera, el hombre, su mente, su sangre, su bandera, y el alma doliente por altanera codicia, que corre como veneno, por venas de inmundicia, sin timón… en desenfreno. En estos primeros pinos, ¡quede la negra fortuna!, minando aquí los caminos, entre matorral y aceituna, hacia la olvidada cueva, donde se perdió la cabra, y en pureza y buena nueva, ¡ojalá de amor se abra!,

cada vez más obesos, para sí la agricultura,

69

Rutas del Poeta-Mágina

en Cambil, o en el Cielo, esa obsesión tan oscura, dejando atrás el recelo, en pos de la cultura.

Pronto se ensancha y empiezan a verse paredes fantasmagóricas, obra del agua que chorreando durante siglos va dejando sus huellas en forma de concreciones calizas, veteadas de diversos matices, a veces opacas y a veces cristalinas. A mano derecha la cueva se va agrandando y forma espaciosas e irregulares grutas y cavidades, simulando caprichosas salas que a la luz de las linternas figuran extrañas sombras. En la parte más alta hay una claraboya y debajo de ella un regular montículo de piedras y cascotes, producto del capricho de los miles de visitantes que durante siglos han encontrado el agujero que se abre en la superficie exterior y han echado algunas piedras para comprobar la profundidad del pozo.

LA CUEVA DE LOS MURCIÉLAGOS

(Del libro Sierra y Campiña- de D.Martín Jiménez Cobo)

De los morcigállaros decíamos tiempos atrás. Ahora nos hemos vuelto más finos y decimos de los murciélagos.

La entrada de la Cueva de los Murciélagos es una gran grieta inclinada y medio oculta entre los chaparros y matorrales del entorno, de forma que no se puede ver hasta que está uno en la misma puerta. Los primeros metros están llenos de estiércol de las ovejas y cabras que los pastores suelen recoger a su sombra en horas de descanso. Y si ha llovido recientemente hay que andar con cuidado para no enfangarse.

A cierta altura a la izquierda hay otro agujero oscuro del que hablaremos después.

Cuando se llega al final de la cueva hay otra oquedad, una minicueva que parece ser la prolongación de la caverna, ya

70

Made with