Poesía de los sueños

Poesía de los sueños

1

2

3

PORTADA Y CONTRAPORTADA : Francisco José Pérez-Granada TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR Mancha Real 20-01-2012 Impreso en España / Printed in Spain Impreso por Bubok

4

María del Carmen Perez- Baeza

Pedro Gutierrez-Mancha Real

Jose María Morillas-Mancha Real

Francisco Cobo-Mancha Real

Aurora Camacho-Jaen

5

ÍNDICE:

6

Andalucía................................................................. 10

Los sueños............................................................... 39

Capitán o actor .......................................................... 8

Marinero de tierra adentro .................................... 94

Cielo o Infierno ........................................................ 57

Miedos .................................................................... 54

Cuerpo presente...................................................... 51

Moral, catarsis y corridas de toros ......................... 68

Depresión ................................................................ 42

Motivos para soñar............................................... 139

El buscador de sueños............................................. 35

Oasis...................................................................... 124

El juego de la paja ................................................... 89

Odín......................................................................... 46

El pastor del Aznaitín............................................... 64

Persecución........................................................... 130

El planeta de los sueños ........................................ 114

Reina o Sirena ......................................................... 48

El último adiós......................................................... 85

Somos para la tierra................................................ 60

Historia de mi niñez................................................. 13

Sueños de un borracho........................................... 76

Iberia ....................................................................... 28

Sueños que cambian los colores........................... 120

La fiesta de los jornaleros...................................... 108

Temores .................................................................. 72

La Ilusión.................................................................. 21

Un sueño que se repite........................................... 31

Las deudas............................................................... 80

Ventana a la Ilusión............................................... 136

Las ratas buenas....................................................104

7

PROLOGO En primer lugar, agradecer a los colaboradores de este libro su gran aportación, puesto que han contado parte de sus intimidades como algunos de sus sueños.

Los sueños son visiones de fantasías, reflejos de nuestras tristezas y alegrías, a veces controlados cuando se sueña despierto. Sin embargo, cuando se duerme, surgen espontáneamente; nuestra mente navega por laberintos cuya trama cada vez se enreda más, terminando con sobresaltos y posteriores insomnios, sobre todo en personas de avanzada edad. En este libro se relatan sueños cuyo final casi siempre es feliz. Normalmente forman parte de nuestros deseos, la mayor parte incumplidos; pero de ilusión también se vive. El ser humano por naturaleza quiere acaparar cosas y acontecimientos; aunque si los ha conseguido, pierde gran parte de su interés sobre ellos… ¡Ojo!, el amor nunca se debe perder, y si se pierde, hay que renovarlo con nuevas fantasías.

Todos los capítulos cuentan la descripción del sueño, acompañados de un poema, excepto la parte final que son diez poemas, dentro de un capítulo titulado: “Motivos para soñar”

Antonio Pérez

8

CAPITÁN O ACTOR

quemaba. Las noches siempre de luna llena, se podía dormir a la intemperie, con temperatura suave, sin necesidad de encender lumbres. Los insectos no picaban y los dulces cantos de las aves te ayudaban a conciliar el sueño. En cuanto a alimentación...Allí se encontraban deliciosos manjares. Los primeros días, parecía gozaba del Paraíso Celestial, pero conforme fue pasando el tiempo, se apoderó de mi ser una terrible soledad. En combate con mi pensamiento, no pude aguantar más. Volví al velero, rumbo al mundo del que partí. A pesar de que la ruta era correcta, según los mapas de navegación; no lo encontraba, parece como si se lo hubiera tragado el mar. Estuve meses navegando, quizás años y los víveres llegaban a su fin.

Antonio Pérez

Mancha Real No imagino vivir sin soñar. Si cuando se duerme no se sueña, creo se produce un espacio que debe ser muy parecido a la muerte. Los sueños eluden la soledad rutinaria. A veces pienso ¿soñarán los animales? Cuando veo a mi perro caminar de un lado a otro, sin sentido, sin rumbo; me compadezco de él, porque está solo dentro del recinto de mi casa de campo; sin embargo me siento aliviado, al ver otros atados al cuello con una cadena de pocos metros. Su carácter es objeto de real vileza, cuando desprenden esos alaridos tan melancólicos. Una vez tuve un sueño...siendo capitán de un velero, me hice a la mar, sin la tripulación (con fantasía podía maniobrar todo el barco), en busca de la Isla de la Felicidad. Me habían comentado que allí no se sufría. El sol era tan tibio que no

Ya desesperado, tal vez delirando… Me dije: "quizás esto no sea un sueño, puede que sea la vida después de la muerte".

9

CAPITÁN O ACTOR

Al límite de la desesperación, desperté al lado de mi esposa y entonces pudimos hacer el amor nuevamente.

aunque recelo si subiré a bordo, porque a la mar no llega mi sendero.

Sueño con ser figurín de teatro. Quedo aquí: viejo, torpe, feo y gordo. Con mis pesares, quizás más de cuatro.

La conclusión es que los seres humanos, necesitamos nuestros semejantes para vivir y por supuesto los animales.

POEMA Cuando la luz soslaya la penumbra, los sueños siempre quedan escondidos ...un leve bostezo abre mis sentidos, y mi vida sin remedio acostumbra: el cotidiano quehacer que encumbra, a ser parte de seres escogidos, para llegar al pan y los vestidos y a la vital fantasía que me alumbra.

Sueño con ser capitán de un velero,

10

ANDALUCÍA

petróleo! Había desaparecido la tontura, o tal vez…¿habría fingido ser tonto? Dicen los médicos: "algunas enfermedades se curan con sobresaltos". José quiso seguir fingiendo ser tonto, por tal motivo, tapó el hoyo con ramajes, se presentó ante sus padres y les pidió que le regalaran la finca afortunada, porque todas las primaveras y veranos, gustaba pasear por el lugar y de camino rezar a los santos. Los padres se compadecieron… Como no dar ese capricho a un hijo que presenta tales minusvalías, los demás hermanos sabrían comprender. Hicieron escrituras a su nombre; por supuesto con la representación de éstos a causa de la deficiencia mental. Pasado algún tiempo, una mañana de abril, acudió agitado ante los padres y les dijo en tono cabal y sereno:¡Padres, he sido curado por la Virgen, además me ha regalado por mi fe un tesoro!...¡Ya soy listo!

Antonio Pérez

Mancha Real Vivía en un pueblo de Andalucía, un joven apuesto, pero con cierto retraso mental. Le llamaban: "el Tonto José", apenas hablaba con la gente, gustaba pasear entre la arboleda del parque, las mozas se reían cuando les enseñaba el aparato sexual; debía ser bastante proporcionado...Parecía del interés de todas. Un día iba José por una finca de árboles frutales propiedad de sus padres y vio una mancha negra al lado de una noguera; la tapó con tierra, puesto que era su lugar preferido para echar la siesta. Al día siguiente volvió y la mancha apareció en el mismo lugar. Pensó: ¿me estarán tomando el pelo, para que no duerma tranquilo?; realizó la misma operación del día anterior, pero al día siguiente volvió a salir la mancha. No tan corto de luces, llevó al lugar una azada y comenzó a cavar en el sitio. A los cuarenta centímetros aproximadamente, le saltó a los ojos un chorro de líquido negro viscoso: ¡esto es

José, ante la sorpresa de la familia, pudo aclarar a médicos y jueces que podía administrar

11

ANDALUCÍA

perfectamente sus bienes; claro, éste nunca dejó desampara a la familia, fue la primera en recibir los beneficios del petróleo. La fuente era inagotable. El pueblo se hizo rico y después Andalucía. Así terminó la corrupción, ya no había eres falsos, se producían jubilaciones anticipadas con el 100% de sueldo, todo el mundo tenía trabajo, los ayuntamientos y Junta de Andalucía se duplicaron en personal, no importaba la duplicidad de quehaceres, las bajas por enfermedad no se castigaban con despidos, volvieron a llenarse las despensas de medicinas, la izquierda seguía en el poder, no había miedo con el gasto. ¡Al fin… el país del bienestar! Lástima que fuera un sueño del "Tonto José", así me lo contó y así guardo su secreto de querer ser tonto, para fornicar con todas las del pueblo y muchas más cosas. Sobre todo: vivir sin dar golpe.

bandera bandas trifauce: blanca con dos verdes sauce, nacional , siempre de izquierdas, pura con algunas mierdas, en pos de mejor manera, por crisis densa y severa, ...ahora tensa las cuerdas. Sólida, aunque con más paro, no duermen los funcionarios, los cabildos son calvarios, donde cobrar ... algo raro; quizás demasiado caro: el pago a los cobradores, quienes sufren sus dolores; en tanto el jeque disfruta,

POEMA

con coca y alguna puta, en su harén de colores.

Andalucía, tenaz cauce: de olivos , trigos y cruces, sol, luna, noches y luces,

12

ANDALUCÍA

Andalucía la morisca, no hay petróleo, ni oro, pero si huella del moro, y la aguja de la risca, en Gibraltar tan arisca,

se clava en pueblo y gobierno, y el sabor de algún pan tierno, cada vez se hace más duro,

como ese negro futuro, que ya se figura eterno.

13

HISTORIA DE MI NIÑEZ

Terminada la faena del lavado, se ponía a preparar la cena; éramos siete en la mesa, muy hábil, preparaba cenas abundantes, sus hijos estaban creciendo y tenían que comer bien. Era dispuesta, de trato agradable y hospitalario, recuerdo una tarde que había una gran tormenta y el agua caía a cantaros. Llamaron a la puerta y apareció un hombre de unos 50 años, de mal aspecto, desaliñado, con barba de varios días. Mi madre al verlo se asustó, con la puerta medio abierta le preguntó que quería... Pedía donde poder refugiarse de la lluvia, su equipaje era ligero, llevaba una mochila y una manta.

María del Carmen Pérez

Baeza Empecé a sentir la angustia de la ausencia de mi madre siendo muy pequeña. Vivíamos en el campo, y madre se tenía que ir a lavar a un pilar que estaba lejos del cortijo, yo con impaciencia me asomaba a la puerta para ver si la veía venir. Pasaba el tiempo y no venía, mi angustia cada vez era mayor, se me llenaban los ojos de lágrimas y me borraban el camino por el que mi madre aparecía, le tiraba a mi padre de la chaqueta… mamá tarda mucho, vamos a buscarla. Cuando la veía venir una gran sonrisa alegraba mi cara y salía corriendo a abrazarla. En su costado portaba una gran cesta cargada de ropa lavada y mojada que pesaba mucho, papá y yo la ayudábamos con la carga…Recuerdo esa imagen.

- Señora deme cobijo por esta noche en algún rincón del cortijo.

- ¿Pero de donde viene usted con la que está cayendo?

- Vengo del campo de buscar hierbas.

- ¡hierbas¡, ¿y para que quiere usted las hierbas?

14

HISTORIA DE MI NIÑEZ

- Soy médico naturista y cojo hierbas medicinales para hacer ungüentos y curar, las hierbas lo curan todo.

El extraño curandero nos dejó sorprendidos a todos, nos enseñó muchas cosas en su breve visita… “No es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita“. Los días de lluvia los pasaba en casa asomada a la ventana esperando un claro para poder salirme a jugar. Las botas katiuskas eran requisito principal para salir a la calle, me iba por la parte de atrás de la casa y cogía un gran pegote de barro, hacía figuritas, caballos, carros… daba rienda suelta a mi imaginación y montaba una tienda o formaba una familia, después los ponía a secar y ya tenía juego para unos días, eso sí, se rompían pronto, las figuritas de barro eran frágiles. Un autobús pasaba todos los días para recogernos y llevarnos al colegio, lo esperábamos en la parte delantera de la fábrica, en una zona que había unos calentadores y allí nos acercábamos todos a calentarnos, el primero que llegaba se ponía en el más grande y había niños que no nos dejaban calentarnos a los demás… Tempranito

Mi madre vio a una persona bondadosa y la hizo pasar.

Le enseño todas las hierbas que había cogido y le explicó las propiedades curativas de cada una de ellas. Mi madre lo escuchaba con atención y con gran interés, por si había que poner en práctica alguna en sus tratamientos.

Le dijo que se quedara a dormir en el cortijo, ya le haríamos hueco en algún sitio.

Todo agradecido, y con humildes cumplidos aceptó.

Al día siguiente al amanecer ya estaba preparado con su hatillo para seguir con la gratificante tarea de buscar plantas.

Esa era la vida que había elegido…Su casa el campo y el cielo su techo…Era feliz.

15

HISTORIA DE MI NIÑEZ

empezábamos con las peleas... ¡Que yo he llegado primero, que no me quites el sitio! Así hasta que veíamos el autobús llegar por la curva y salíamos corriendo…Claro a coger el mejor sitio. Las Navidades eran especiales, nos reuníamos toda la familia y hacíamos una cena especial, embutidos y pavo en salsa de almendras que a mi madre le salía buenísimo y después una copita de anís con mantecados caseros, y no parábamos de cantar y tocar la zambomba al lado de la lumbre. Aquellos tiempos eran diferentes a los de ahora, teníamos menos cosas, pero lo poco que teníamos lo valorábamos mucho y nos hacía mucha ilusión. La fábrica era un lugar de tránsito, al estar situada junto a la carretera todos los que pasaban cerca se paraban y hablaban con mi padre. Recuerdo un día que mi padre hablaba con un viejito, que iba con una mula, yo me puse al lado de mi padre, el viejo le pregunto:

Mi hija.

Si quieres te la cambio por la mula.

Vale, la próxima vez que vengas hacemos el cambio.

Yo cada vez que veía venir a este viejo me encerraba en la habitación de mi madre con la llave, y me escondía debajo de la cama esperando con pavor que en cualquier momento mi padre me cambiara por la mula. Nunca les dije a mis padres el motivo de mi encierro. Las cosas que pasan en la niñez se graban en la mente y se recuerdan, las vives, las sientes, siempre están ahí, me recreo pensando en esos pasajes de mi infancia…Los miedos, la angustia… Esa angustia que sentía de perder a mi madre, me tenía marcada. Cuando mi madre enfermaba yo lo hacía con ella, mi débil cuerpo se resentía y sufría en silencio, me faltaba el aire y una nube gris y espesa se apoderaba de mí. Apenas tenía siete años.

¿Quién es esta niña tan guapa?

16

HISTORIA DE MI NIÑEZ

Un día me levanté temprano y vi como mi madre delante del espejo se hacía su moño, estaba arreglada la miré a la cara y dos lágrimas corrían por su cara, pregunté y me dijo: me voy ya no aguanto más a tu padre. Me abracé a sus piernas llorando y rogándole que no me dejara… Lloramos las dos, y tras desahogarse empezó con la rutina de cada día.

Eran años difíciles, las mujeres se cargaban de hijos y costaba sacarlos adelante, había familias con seis y siete hijos, apenas si podían comer.

Para ellos los meses de campaña era la forma de sacar adelante a sus familias.

Se iban y se aseguraban el trabajo para el siguiente año, muchos volvían, otros después de andar un largo camino no eran aceptados… Eran tiempos difíciles. Mi padre era el encargado de la fábrica, vivíamos bien, sin excesos, pero no nos faltaba nada, eran años de abundantes lluvias y el agua hacía que la vegetación fuera rica en todo: espárragos, collejas, caracoles… etc. Siempre que salíamos al campo volvíamos con algo para comer. También teníamos gallinas, conejos, y un cerdo para la matanza que se hacía en mi casa y venían las hermanas de mi madre para ayudarla. La tradición así lo decía... Reunión de familia lejana en esas fechas, era una gran fiesta, se trabajaba mucho, pero había diversión y jolgorio alrededor,

Caniles… Mis mejore años allí vividos, y cuantos recuerdos vivos acuden a mi mente.

Ahora voy a visitarte y te veo solo, triste, abandonado a punto de derrumbarte, con la vida que diste y la alegría que había en tus mejores años, muchas familias vivían y comían gracias a ti.

Tu gran chimenea te hacía dueño y señor de la comarca.

En los meses de campaña eran muchas las familias que allí se alojaban, se les daba vivienda durante esos meses. Las mujeres acudían a la recolección de la aceituna, mientras sus maridos trabajaban en la fábrica, y se sacaban el sustento de todo el año.

17

HISTORIA DE MI NIÑEZ

y como no, había que comer de todo... Los kilos se iban acumulando.

Los jamones se subían a las cámaras y se enterraban en sal unos seis meses para curarlos. Se hacían chorizos, morcillas, el lomo en adobo, todo se aprovechaba, ya sabes del cerdo… hasta los andares. El invierno era largo y frío, con abundantes lluvias, mi madre no me dejaba salir, y desde la ventana miraba al cielo y veía como las nubes viajaban de un lado a otro, y cuando alguna desaparecía otra asomaba con más fuerza, más blanca, con cara y forma humana; esas nubes de algodón me hacían viajar a un mundo lleno de magia, imaginación, sueños. Al despedirse las nubes, se invitaba un sol espléndido, lleno de fuerza... Un soplo de aire fresco alegraba mi cara… ¡Mamá ya puedo salir a jugar, ha salido el sol!

18

HISTORIA DE MI NIÑEZ

POEMA

De padre no hablas...

Nubes grises...blancas

...Quizás fue la mula,

con cara humana,

quien rompió las tablas.

de niñeces francas,

El amor que adula,

con trajes de pana,

no quiere cambiarte.

se alejan muy tristes,

¡A ti, niña frágil!,

cuando el sol reclama:

él quiso probarte

El sentir los chistes,

y fuera más ágil,

de la infancia que ama

para aquella pila,

...jugar en la calle,

donde lavó ropa,

si madre no llora,

tu madre sufrida,

cuando hay detalle,

si un burro galopa,

que tu celo implora.

19

HISTORIA DE MI NIÑEZ

con carga escogida:

Ahora en deceso,

agua, jabón, piedra,

y al pasar los años,

sábanas...manteles...

recuerdo ese ungüento,

acaso hojas de hiedra,

que cura los daños,

y hojas de laureles,

y soñar un cuento,

que cubran las prendas.

del hombre de hatillo:

Nunca se mimaron,

su casa el campo,

ni vimos ofrendas,

el cielo su techo,

pero si hablaron,

y hacer muñecos de barro,

en la madrugada,

aunque duren poco,

postrados en cama,

allí en nuestro Caniles.

tal vez faltó el beso,

que anuncia si se ama.

20

HISTORIA DE MI NIÑEZ

21

LA ILUSIÓN

La familia Pérez la constituían los siguientes miembros, comenzando por los padres:

Antonio Pérez

Francisco, Carmen, Manuela, Francisco, Emiliano, Antonio (un servidor) y María del Carmen, la más pequeña. Precisamente nació en esta casa. Nosotros dormíamos en las habitaciones de la planta alta y ellos en la planta baja. La comida se realizaba en común, a veces en el comedor de la planta baja, o en la cocina que lindaba a un hermoso patio lleno de macetas, muy bien cuidadas por Dulce. En realidad, todos nos sentíamos como una gran familia. Mi hermana Manuela o "Loli", gustaba pasear con Ana o "Anita" y flirtear o "ligar" con los que serían sus futuros esposos. Ahora comprendo cuando pasé por esas edades... Las ilusiones aunque distintas, son muy intensas. Mi otro padre era Manuel Rosa: barbero, músico de la banda municipal de Mancha Real, de la que llegó a ser el maestro, hombre muy culto, empedernido lector; tenía un libro de ciencias

Mancha Real No recuerdo lo de ayer, pero sí lo de hace más de 50 años, cuando vivía con mis padres y hermanos junto a la familia Rosa, en la calle San Francisco de Mancha Real. La familia Rosa, nos tenía alquilada la casa que compartíamos con ellos en los meses abril-octubre. El resto del año lo pasábamos en Caniles. Mi padre era el maestro de la factoría de extracción de aceite de orujo, situada a unos 10 km. de Mancha Real, por la carretera hacia Jimena. Evidentemente en los meses de campaña, la factoría presentaba una mayor actividad y mi padre no podía faltar. Cuando nos asentábamos en Mancha Real, éste regresaba todas las tardes al pueblo en su moto. La familia Rosa estaba formada por Manuel y Ana María, junto con sus hijos Ana, Luis y la abuela Dulce.

22

LA ILUSIÓN

naturales de grandes dimensiones e ilustraciones. En sus páginas interiores aparecía la fotografía de un gorila. Antes de acostarme, siempre le pedía: ¡Manuel, enséñame el gorila! El Maestro de música, daba clases de solfeo en la barbería entre pelado y afeitado, manteniendo gran empeño en que aprendiera solfeo. Para mí era muy difícil; siempre terminábamos interpretando a "José Luis y su guitarra", famoso cantautor de antaño. Sentía gran placer en aquella casa, aunque la abuela Dulce en el fondo me quería, tenía algunas reticencias con mis travesuras de niño. Un día corté todas las flores de las macetas del patio, porque en Caniles me habían comentado que así nacerían más y con mayor esplendor. Dulce sufrió un ataque de furia...: ¡Te voy a cortar las manos!; entonces fui consciente del gran mal que hice, porque aquel lugar tan encantador, tardó en recuperar la belleza terrenal... Escaparate de todo el vecindario. Me volví más responsable y los comportamientos humanos marcarían mayor sensibilidad en mi carácter. Sobre todo cuando

comenzó a enfermar Ana María por su problema del corazón. Al sufrir los ataques en la cama, se me saltaban las lágrimas al contemplar la tristeza de su esposo. La personalidad de mi madre me influía bastante. Sentía gran horror si se avecinaban las temidas nubes, motivado por su estancia en Caniles. Cuando estas se producía en gran virulencia, el río de Torres que pasaba por la fábrica, crecía de manera considerable, arrastrando todo lo que encontraba a su paso: árboles, animales, cabañas… Incluso se comenta que en tiempos de la Guerra Civil Española, se ahogaron 12 personas en una de sus crecidas. Un día conocí la mayor tormenta de mi vida en casa de Mancha Real. Las aguas crecieron por encima de un metro en la calle… Temiendo inundación, toda la familia subimos a la parte más alta de la casa. Los truenos eran bombas de Oriente y los relámpagos se parecían a los ojos de Lucifer en las películas de terror; entonces mi madre correspondía con la siguiente oración:

23

LA ILUSIÓN

la Luna no está a nuestro alcance; aunque así me lo prometió mi hermano, cuando más sudaba en nuestra bici... en la cuesta, el delante y yo en el asiento de atrás. Bajar la cuesta era confortable. Al no verle sufrir, sentía alivio. Ya en la Charca de Pegalajar, nos pudimos bañar y juguetear con las barquichuelas del estanque. De regreso me dormí en el asiento. Cuesta arriba y a poca velocidad, mi golpe con la calzada no fue importante...Tan solo un buen chichón en la frente fue el peor recuerdo. Luis compró una motocicleta de poca cilindrada y mi cuerpo siempre iba en la parte delantera. A veces también había que pedalear y alguna vez que otra nos quedamos sin gasolina. Menos mal que el trayecto era cuesta abajo y la moto iba en punto muerto. Un día me llevó a la cueva de los Murciélagos, situada al pie de Sierra Mágina, en el término de Mancha Real. Su localización fue difícil, debido al extenso matorral en la zona. La puerta de entrada

"Santa Bárbara bendita,

que en el Cielo estas escrita,

con papel y agua bendita,

en la hora de la cruz,

ora por nosotros, amén Jesús".

En realidad, Luis fue uno de mis mejores hermanos. Músico como su padre, prosperó en Madrid en la orquesta del ejército, así como en otra particular, tocando en salas de fiestas de la Capital. Deseaba con toda mi alma que le dieran vacaciones para compartir su gran ilusión y fantasía en Mancha Real. Con éste llegué a realizar grandes viajes en bicicleta a los pueblos limítrofes: Pegalajar, Torres, Jimena…; estos viajes me impresionaron mucho. Ahora viajar a París o Londres apenas me ilusiona; tal vez con la edad, se pierde la intensidad en todos los sentidos, o quizás, por tener tantas fantasías a nuestro alcance se hacen menos fogosas...Necesitaríamos un gran salto… Llegar a

24

LA ILUSIÓN

es amplia y se necesitan linternas para acceder a sus diversas salas.

su casa. Antes vivía en el pueblo como párroco de la localidad.

Debido a la oscuridad, me asusté bastante y no quería pasar hacia dentro. Entre dudas y convicciones, vimos acercarse una silueta humana desde la profundidad. Ante nuestros ojos, un hombre con bata negra, alto y pálido que exclamó: ¡No temáis, conozco esta cueva... Quiero contaros un relato!; a pesar de nuestro recelo, comenzó desvelando su condición de sacerdote; después de un tiempo hablando, fuimos adquiriendo confianza y accedimos a su invitación para enseñarnos una sala especial. Cogidos de la mano y de la suya, nos dijo que no hacía falta la luz de las linternas por su conocimiento del sitio. En nuestra andadura, parecía que íbamos flotando… Nuestros pies no tropezaban con las muchas piedras del lugar. De repente, entramos en una sala con luz propia, tan grande como la Iglesia del pueblo, cuyo recinto estaba lleno de víveres y juguetes.

Un día heredó una gran fortuna, siendo su deseo donarla a la Santa Sede.

Había una familia muy pobre en Cambil y uno de sus miembros enfermó, necesitando una operación costosa, cuyos gastos no los cubría la Seguridad Social. Cuando pidieron ayuda al cura; este respondió: "No puedo colaborar, mis bienes los he comprometido con la Iglesia". El pobre enfermo murió a los pocos días y el sacerdote, en su remordimiento, comenzó a vagar por los montes de Mágina. Aquel personaje no era de este mundo, sino el espíritu errante de un ser que rehusó la misericordia humana. Nos reveló que cuando caminaba por la sierra cayó por una sima, donde nunca llegó al final o la Gloria. Quedó en la cueva de los Murciélagos, sufriendo el castigo de la Divinidad... Socorrer a los pobres mientras estos existieran en la Tierra.

Nos dijo que la cueva llegaba hasta Cambil (pueblo a unos 30 km. de Mancha Real). Esta era

25

LA ILUSIÓN

Aunque yo no era tan pobre, tuvo la condescendencia de regalarme una guitarra, mi mayor ilusión para así emular al famoso cantante "José Luis". Nos fuimos a casa… A la mañana siguiente cuando desperté, comencé a buscar mi guitarra, pero no aparecía...Cansado, le pregunté a Luis: ¿dónde está mi guitarra?... Éste me acarició, exclamando: ¡La guitarra está en tu cabeza!...Has soñado… En la puerta de la cueva te dio miedo y no pudimos acceder; por tal motivo te conté el cuento del "Cura". Tengo necesidad de encontrar una fotografía del Rey Baltasar entregándome una guitarra; la que encargó Luis a los Reyes Magos. Así volveré una vez más a mi infancia y fantasía.

entre luceros inmensos,

y geranios de elegancia,

llenan mi patio en fragancia,

donde canta la cigarra…

... José Luis y su guitarra,

y dos amores que vienen,

con besos que se detienen,

debajo de nuestra parra.

Esa quietud que domina,

pronto se torna de espanto...

De mi madre es el llanto,

POEMA

cuando Lucifer camina,

Cuando miro aquella infancia,

sobre la Mano Divina

los sueños son más intensos,

el Cielo se vuelve blanco...

26

LA ILUSIÓN

Ella suplica a un Dios manco:

(1)-ORACIÓN COMPLETA:

…"Santa Bárbara bendita

"Santa Bárbara bendita,

que en el Cielo estás escrita…"… (1)

que en el Cielo estas escrita,

y la muerte en el barranco.

con papel y agua bendita,

en la hora de la cruz,

Desde la muerte al sosiego,

ora por nosotros, amén Jesús".

detrás en la bicicleta,

algún chichón de una treta

si a mi fantasía me entrego,

si en mi sueño quedo ciego,

y beso la carretera...

...Besó la cruz verdadera

un párroco en la fortuna,

jurando curar hambruna,

hasta que el pobre se muera.

27

LA ILUSIÓN

28

IBERIA

unión dentro de la variedad, al contrario de lo que sucede en estos momentos...el Estado Central dirige una unión, dentro de la uniformidad. No es lo mismo que los distinto estados, sean como familias con el padre que dirige, distribuye y la propia familia se administra sola, a ser familias dependientes de otro elemento superior que les suministra los recursos. Como hijos, casi siempre carecemos de la consciencia del gasto; nuestra misión es pedir, y si tenemos un protector generoso, todos vamos a pique. Los estados estaban dentro de una simetría, donde los ciudadanos tenían las mismas posibilidades y derechos. No era coherente que ciertos estados gozaran de más privilegios, por razones de historia u otras circunstancias especiales. El Gobierno Central emanaba de un parlamento con representación de los distintos estados, siendo sus competencias principales:

Antonio Pérez

Mancha Real Una vez me contó un sueño, cierto personaje de la península Ibérica. Nuestra tierra de piel de toro. El mantiene que Europa es demasiado grande, casi siempre dominada por los dos o tres países más fuertes. Desde que España entró en el grupo, aunque hubo algún tiempo que se notaron beneficios para la población; el balance global es que hemos ido hacia atrás. Soñó que nos salimos del grupo y que habíamos formado una gran nación, con nuestros hermanos pobres: los portugueses, para tal fin se realizaron votaciones en los dos países, y se llegó al consenso unánime de crear una federación de estados independientes con el nombre de Iberia. Así: Andalucía, País Vasco, Cataluña, Castilla, Galicia, País Valenciano..., junto con otras regiones de Portugal, formaron una república federal, donde el poder emanaba de abajo a arriba, hacia el gobierno central; de esta manera se formó una

Defensa, representación exterior y coordinar las desigualdades entre estados.

29

IBERIA

Sin un Rey tonto que se iba de cacería de elefantes, cuando su pueblo estaba en la miseria y luego pedía perdón... Iberia comenzó a prosperar.Sus habitantes sabios ya no emigraban a otros países, fueron los artífices de una innovación tecnológica, cuya exportación favoreció la balanza de pagos. Los coches andaban con otras energías distintas del petróleo. La prima de riesgo se fue a otro puerto. Los dioses calificadores estaban de penitencia. Los bancos, al fin dejaron de necesitar dinero para su saneamiento y comenzaron a prestar a emprendedores.

que baña el mar y seca un sol dorado.

Iberia no tiene traba ni alteza,

de un rey eterno que se hace pesado;

a veces de la estirpe su flaqueza,

a veces de su cacería: cazado.

¡Libre nuestra piel de toro en Europa!,

Éramos en todo el mundo más de 700 millones. La Comunidad Ibérica fue de las más avanzadas.

nunca estará bajo el yugo atrapada,

de tanto mercader que el mando arropa.

Los sueños son ilusiones, y de ilusiones también se vive.

POEMA

Nuestra ciencia se cierne por el mundo,

Con dos naciones vuelve la riqueza,

en bondad de progreso acostumbrada,

España...Portugal un solo estado,

para recambio del orden profundo.

República Federal en grandeza,

30

IBERIA

31

UN SUEÑO QUE SE REPITE

Pocos son los sueños que recordamos, se suelen olvidar con facilidad.

María del Carmen Pérez

Os voy a contar un sueño cuyo final se repite con frecuencia pero en distintos escenarios.

Baeza A veces hablando con personas de mí alrededor les pregunto: ¿Tú sueñas? algunas me dicen que no, o al menos no lo recuerdan. Yo todo lo contrario sueño mucho, y para mí el sueño es una evasión, las personas que soñamos es como si tuviéramos una doble vida, a veces los sueños son tan reales que se llegan a confundir con la realidad. Otras son tan extraños…Especiales que solo puede ser un sueño, no hay realidad que nos haga sentir esa sensación, de placer o de angustia. Algunos sueños no se pueden describir con palabras y es mejor no hacerlo para no romper su magia y tenerlo almacenado en nuestro subconsciente, y… de vez en cuando recrearnos en él.

Voy paseando por el campo, por un camino, feliz, escuchando el canto de los pájaros, el rumor del río, reparo en esa pequeña flor, la cojo, la huelo, la palpo, me la pongo en el pelo, su intenso color amarillo ha manchado mis dedos de polen, me acerco al río a lavarme la manos, el agua es clara…. Transparente, observo las piedras de diversos colores que cubren el fondo, la hierba con su intenso color verde hace aún más bello el paisaje, los pájaros ahuecan el vuelo para poder beber agua.

Me siento en la orilla, meto mis pies en el agua, está fresca, mojo mis brazos mi cara.

Observo el paisaje con calma, junto a mí, dos mariposas tienen un cortejo amoroso, se acarician con las alas… Casi rozan sus frágiles cuerpos ¿Qué pensarán? ¿Tendrán sentimientos?

32

UN SUEÑO QUE SE REPITE

Un halo de belleza las envuelve, son libres, se van, vuelan hacia otro lugar.

POEMA

Lo tuve a mi vera,

Salgo de mi letargo y me pongo a caminar, sigo por el camino, veo una casa en una cima y me propongo llegar a ella, pero cuando me voy aproximando a la casa me voy encontrando con obstáculos que me impiden llegar a ella. Tengo que subir una pequeña cima… Mis pies se resbalan, me cojo a una rama y se parte. Lucho y lucho por llegar y no lo consigo, me agoto, me desespero. No consigo llegar a la casa. Me despierto sobresaltada me siento en la cama, otra vez he vuelto a soñar que no alcanzo lo que quiero ¿Tendrá algún sentido?

y se fue alejando,

allí en la pradera,

y se fue volando:

jilguero que canta,

en concierto libre.

No es de mi garganta,

ni de mi calibre,

que conforma canto,

Según Eduardo Punset, los sueños no tienen ningún significado...

hiriendo el sosiego...

Así lo creo.

Con mi voz espanto,

hasta el topo ciego,

33

UN SUEÑO QUE SE REPITE

quien hace su tierra,

buscas y no hallas...

morada y cobijo…

paraíso escondido,

Para sí la guerra,

cuando duermes: callas,

si estoy en mi cortijo,

postrada en tu nido,

rumiando...patata,

ves la última puerta,

mi cebolla y puerro.

pero nunca llegas

a la senda cierta.

¿Dónde está mi gata

que buscó el destierro?

Con tus sueños riegas,

Tan fiel, tan guerrera,

los rumores del río,

vigilando la huerta,

amarillo en flores,

a la sombra y espera,

los campos en estío,

y su pieza muerta.

mariposa, amores…

Tú como yo:

Con tus sueños riegas ilusiones,

34

UN SUEÑO QUE SE REPITE

todas las encuentras en el camino,

a veces se tornan en buenas sensaciones,

pero nunca llegas al final de tu destino.

Reflexión:

Los sueños pueden ser añoranza del pasado. Algo que te hacía feliz, pero, ahora en la realidad de la vida no lo encuentras.

Aquel pasado que hoy te produce dolor, lo llamaría: pesadilla.

35

EL BUSCADOR DE SUEÑOS

Soy buscador de sueños, busco los sueños perdidos, olvidados por la humanidad, necesarios para nuestra existencia, sin ellos no sería posible la vida. Solo llevo una mochila para guardarlos y una flauta para amenizar mi descanso.

Pedro Gutiérrez

Mancha Real A menudo recuerdo el tema de la película “La Historia Interminable” donde el reino de Fantasía está siendo invadido por la Nada, solo la ilusión e ingenuidad de un niño pueden salvarlo, dándole nombre a la Emperatriz Infantil para que los hombres no la olviden. La Humanidad está perdiendo la Fantasía o lo que es lo mismo, la Ilusión y los Sueños, sumergiéndose en el oscuro mundo de la Nada donde no tenemos ninguna posibilidad de sobrevivir a la Vida. También recuerdo al más maravilloso soñador de la literatura universal: “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha” que influenciado por las novelas de caballería transformaba, con su encomiable locura, la realidad en espléndidos sueños plenos de ilusión y fantasía.

POEMA DE PEDRO GUTIÉRREZ

Busco sueños perdidos,

sueños que ya se fueron,

cautivos, olvidados

en mentes sin consuelo.

Ilusión prisionera,

fantasía en destierro.

Busco sueños prohibidos,

sueños en mar adentro,

36

EL BUSCADOR DE SUEÑOS

de mi flauta brotó una agradable melodía con la que sin darme cuenta me quedé profundamente dormido. Por mi mente desfilaron innumerables sueños, que me produjeron sensaciones increíbles.

de gaviotas verdes

perdidas en el fuego

POEMA DE ANTONIO PÉREZ

de océanos dormidos

En una mochila guardo mis sueños,

y una flauta ameniza mi descanso;

por los besos del viento.

uno más entre todos los empeños,

de alguno viendo sirena a remanso:

Y cantos de sirenas

iluminando el cielo

bailar sobre olas de mares risueños.

cuando el sol se reviste

Cantar a orilla de océano manso.

con sus luces oscuras,

Dormir al lado de barcos pequeños,

buscando sueños.

y así no incitar codicia en el ganso.

Cansado por la incesante búsqueda pero con la eterna ilusión de proseguir, me senté a descansar a la sombra de un árbol, recostado sobre su tronco;

Necio que solo navega en la nada,

37

EL BUSCADOR DE SUEÑOS

o en la vanidad del fiel "Sancho Panza"...

Se alimenta de energía acostumbrada,

al basto cúmulo del pensamiento.

Deja tras de sí: ilusión y añoranza

que tanto llenan nuestro sentimiento.

38

EL BUSCADOR DE SUEÑOS

39

LOS SUEÑOS

A veces, el dios Neptuno emergía de las aguas y con su tridente señalaba la ruta que debía seguir.

Pedro Gutiérrez

Las luchas, que manteníamos, con los galeones españoles, repletos de plata y oro, eran a muerte, para conseguir el ansiado botín. Mis corsarios eran bravos y expertos en la batalla. Combatían con furia denodada y siempre conseguíamos una rotunda victoria. Con frecuencia poníamos rumbo a islas perdidas y misteriosas donde los mapas secretos, que a veces caían en nuestras manos, nos indicaban el lugar, donde estaba oculto el tesoro que otros piratas habían conquistado.

Mancha Real Los sueños son el escape que tiene el pensamiento a las emociones y situaciones que no puede asimilar, a las metas inalcanzables, al temor a lo desconocido y a todo aquello que escapa a las fronteras que tiene establecidas. En mi juventud un sueño invadía con frecuencia mis noches y mis días, transportándome a los azules e inquietos océanos, situándome al mando de un barco pirata en busca de excitantes aventuras y de los codiciados tesoros escondidos. Desafiante en la proa, mirando de cara al viento, mi velero navegaba intrépido, buscando la ruta de los sueños. A mi lado los delfines y sirenas, con sus excitantes saltos y risas, acompañaban mi enloquecido frenesí hacia lo desconocido.

La lucha era aún más cruenta pero al final salíamos victoriosos.

Recuerdo con estupor que al final del sueño las aguas azules de los mares se teñían de color verde y se transformaban en inmensos olivares donde la navegación era distinta pero el fin era el mismo.

40

LOS SUEÑOS

Era el homenaje que mi subconsciente ofrecía a mi tierra, Andalucía, que tantas y tantas veces había formado parte de mis intensas emociones infantiles. Siempre despertaba aturdido y confuso pero lleno de ilusión por la realización a mis fantasías que había conseguido.

en prueba de fortaleza.

Apunta cañón a bordo,

al galeón enemigo;

desenfundan de su abrigo,

espadas de puño gordo,

POEMA DE ANTONIO PÉREZ

y en la oscuridad del fiordo,

Se escapa mi pensamiento,

al rayo brillan sus filos,

en las metas imposibles,

como alfileres sin hilos,

de mis sueños más sensibles,

ensartando piel caliente;

a navegar bajo el viento,

así el ánimo reviente

con olas de un mar violento,

y los caudales... tranquilos.

por la gran naturaleza

y la batalla en destreza,

Pirata al que ríen...sirenas

de quien disputa tesoros

y conduce el dios Neptuno;

a cristianos y a los moros,

41

LOS SUEÑOS

valiente como ninguno...

Sangre leal en sus venas,

acaricia las verbenas,

noches y afectos picantes.

De Andalucía ama sus cantes,

y los verdes olivares;

en armonía dos lugares,

cuando la vida es de instantes.

42

DEPRESIÓN

agitándolo con intensidad. Cuando más horror sentía, comencé a correr con todas mis fuerzas para huir del aquel lugar, entre los girasoles, ya casi secos por el transcurso del tiempo...Tropecé y mi cuerpo se precipitó al vacío… ¡Que desesperación! Nunca llegaba al suelo… Veía las nubes bajo mis pies, pero al cruzarlas, siempre el azul del cielo...Mi corazón se salía del pecho, con un palpitar seguro de pararlo en seco. En seco, aparecí a la orilla de un río de aguas transparentes, donde apreciaba peces de diversos colores, jamás contemplados por mi vista… ¿Habré muerto? ¿Será éste el Paraíso Celestial prometido por Dios?...No, era demasiado para una persona que nunca creyó en la Divinidad… Me llamó la atención, ver solamente un tipo de vegetación: adelfas; aun así, era lo más bello que podía imaginar. Un refugio magnífico después de un doloroso calvario. Pasé una temporada comiendo los deliciosos peces. Se dejaban capturar fácilmente, parece como si se ofrecieran gustosamente al sacrificio, para satisfacer mis necesidades. Bebía el agua del río, fresca y pura como la mejor fuente; pero conforme iba pasando el tiempo, las aguas del río cada vez portaban mayor suciedad e impurezas; los peces cambiaron

Antonio Pérez

Mancha Real Paseando por las sierras de Mágina (provincia de Jaén), encontraba a mi paso gran diversidad natural: cerezos, almendros, encinas, lirios, margaritas, retama… Todo me alentaba a disfrutar de la vida con gran optimismo. Crucé el Puerto de la Mata (la parte más alta del sendero GR 7 que une Torres con Cambil)… Ante mis ojos, divisaba ovejas y encinas. A la sombra de una de ellas, quedé dormido y mis sueños comenzaron a cruzar por otros paraísos. Volaba por los campos de girasoles que una vez vi en la famosa película: "Doctor Zhivago"… Gocé con el cuerpo de aquella bella dama de ojos azules y pelo rubio. Llegué a hacer el amor en multitud de ocasiones, pero en pocos días noté un envejecimiento anormal en su físico. Las arrugas de su cara se acentuaban cada vez más...Llegué a sentir aversión...Posteriormente asco; aunque ella imponía más fogosidad en sus acciones. Recuerdo, cuando orinaba me escondía, puesto que se abalanzaba por detrás y cogía mi aparato genital,

43

DEPRESIÓN

de aspecto y, a la vista y al sabor no resultaban agradables. Llegó un momento que siempre a mi lado había multitud de ellos muertos y descompuestos. El río no llevaba agua, sino lava… Otra vez a correr por los campos de adelfas, cuyas flores estaban secas y caídas en el suelo de aquel infierno...Volar...Delirar… Ya estaba en otra dimensión: un campo de jazmines y al fondo una viejecita de espaldas… Me habló: Te estaba esperando. Has llegado al final de tu destino ...Aquella voz era muy conocida… ¡Dios mío! ¡Mi madre! Estaba allí aguardando mi llegada. -Estás en el patio de nuestra casa, ¿te acuerdas de aquel jazmín? -Sí, pero esto es inmenso… Hay muchos. -Esta es la felicidad eterna, el fin de nuestros deseos terrenales. Has viajado por varios mundos, donde tu felicidad era perecedera, caducaba al igual que caducaba lo que te rodeaba: los girasoles, las adelfas…, y a la misma vez querían atraparte en su vacío. Los jazmines tendrán sus cambios, pero a mí me encuentras, tal como te dejé; esta es la realidad, nunca huirás de mí ni yo de ti; el paisaje es la ficción de tu pensamiento.

Comprendí que en este mundo se pasa rápidamente de la felicidad a la desolación o tristeza. Debemos fijar el orden necesario para no caer en la depresión; enfermedad muy típica en una sociedad acelerada.

POEMA ¡Aquí quedas guerra!

¡No sigas mi Puerto!,

que allí entre la sierra,

sueño a cielo abierto,

bajo alguna encina,

bajo algún cerezo,

de cualquier colina,

donde ya tropiezo,

Fue un maravilloso sueño, a la sombra de una encina y un paisaje real: Mágina.

con campos de Soria,

44

DEPRESIÓN

girasol y amores...

del florido patio,

De infierno a la gloria...

de madre en cojines...

De adelfas con flores,

Luz de bajo vatio...

secas en la tierra

Zurciendo camisas...

y río agonizando,

Cantando las penas...

y mi alma se encierra,

A veces sonrisas...

en oscuro bando

Las palabras buenas...

que cae y no vuela,

La mejor manera

entre nubes grises.

que brinda una mama,

Loca...Sin estela,

y aguanta la espera,

como ebria de anises...

del hijo que llama,

Se va a los jazmines,

a la única puerta,

45

DEPRESIÓN

de amor verdadero

que siempre está abierta,

si está en su sendero.

46

ODÍN

doy vueltas corriendo en la pista de tenis de la casa; y no todas las veces viene cuando le llamo.

Antonio Pérez

¡Bueno!, ya dejo de escribir...Está tocando los cristales de la ventana... Quiere que salga a jugar, a soñar; pero estos sueños no los cuento...Desgraciadamente vivo en un mundo demasiado serio, afanado en lo material… Lo mío no tiene importancia…¡¡¡Yo estoy loco!!!

Mancha Real ¿Qué pensará mi perro? Cuando le observo con su mirada fija al camino de mi casa; tal vez, esperando su amada hembra que nunca llega. Solitario perro tras una reja...Guarda nuestro jardín. Ladra a todo lo que pasa. Cuando le ofrezco unos pocos huesos de las sobras de mi casa, mueve el poco rabo que le cortaron para realzar su raza. A veces ladro como él, para hacerle compañía… ¡Que tonterías!, piensan algunos, otros ríen… ¡Claro está!, estamos en un mundo lúcido y se me está yendo la cabeza… Dicen: "lo que tienes que hacer es adiestrarlo" (para que realice como un robot lo que le mandemos). Pienso en mi perro como un ser de otra especie. A veces corre tras de mí. Me muerde suavemente sin querer hacerme daño. Toca su cabeza mi cuerpo si no le acaricio. Nunca le enseñé trotar a mi lado, si

Os cuento cierta conjetura en un momento de lucidez:

"Anduvieron los perros como animales, allá en los altos, en las colinas y contaron sus sueños a todos los humanos que vivían como robots, presos de sus jerarquías, de sus soledades, de sus hipocresías, de sus infiernos..., donde ya no quedaba espacio para soñar"

47

ODÍN

POEMA

armará yunta de cita y cortejo,

Odín que deambulas por los huertos,

sin clase magistral Don Juan de amores,

verja a verja en mi soleada casa,

sin adiestramiento ni mi consejo.

a veces te pegas a los conciertos,

de perros ladrando cuando algo pasa.

En la pena de tus ojos desiertos,

echo en falta la hembra de tu masa,

cuando place sus celos ser cubiertos,

por una regla natural escasa.

Te llevaré de gala por el soto,

hallarás novia si desprende olores,

y aquel instinto de animal devoto,

48

REINA O SIRENA

celestial, cuyo gozo superaba un efímero derrame de semen. Aquello... El Paraíso. Así lo imaginaba mi pobre concepción sobre la continuidad de la vida en la Tierra. Como iba a imaginar que una sirena desvanecida en la playa de una isla alejada del mundo civilizado, fuera superior a la raza humana. La encontré agonizando, como un pez fuera de su hábitat. Las escamas de su medio cuerpo hacia abajo, estaban secas. Comencé a darle agua de mi mochila y algunos alimentos que guardaba; al poco tiempo la vi reaccionar positivamente. Bajo sus escamas se escondían unas piernas angelicales, jamás vistas por mis ojos. Dejó de ser sirena, para ser la mujer más bella del mundo... Me miró tiernamente... Sentí una atracción que no podía contener. Mis labios se fundieron con los suyos sin mediar palabra, y cada vez que hacía el amor obtenía mayores placeres. Un día salió la voz de su boca para cantar en concierto divino… Los violines: gorriones malteses; los tambores: olas chocando contras las

Antonio Pérez

Mancha Real Soñar despierto es algo que me propongo con frecuencia, sobre todo cuando estoy solo y nadie me habla; entonces doy rienda suelta a mis pensamientos e imagino acontecimientos muy alejados de la realidad, pero llenos de optimismo y emociones. Nunca me cansé de escuchar aquella dulce melodía, de mi musa, reina del escenario y ver bajar y subir el telón entre calurosos aplausos, de un público entusiasmado por haber sido feliz con la voz de la mejor cantante sobre la Tierra. Era para mí un sueño, tener entre mis brazos la cintura de aquella mujer de pelo negro, ojos oscuros, labios rojos… Más que una mujer, era una diosa que me hacía sentir las mejores sensaciones, cuando me hundía en su cuerpo pletórico de fantasías sexuales, tras cerrar el camerino del concierto. Nunca sentí un placer tan

49

Made with